“Merece la pena operarse de astigmatismo. Mi opinión es que sí. A día de hoy la verdad es que se lo recomendaría a todo el mundo, y además de manera totalmente rotunda. Lo volvería a hacer de nuevo, y estoy satisfecha al 100% porque veo muy bien sin necesidad de gafas ni lentillas”. Esto es lo que opina Mireia, una chica de 28 operada hace poco más de 2 meses de astigmatismo mediante la técnica Lasik. Y, francamente, es difícil expresar de mejor manera su plena satisfacción por la decisión tomada. Si sigues leyendo este post, descubrirás más experiencias de astigmatismo después de Lasik.

“La sensación de abrir los ojos por la mañana y ver todo muy bien, de no ducharte a ciegas, de no tener que estar siempre pendiente de las gafas o lentillas… es algo que no tiene precio”. En la misma corriente de opinión en relación a su operación de astigmatismo con la misma técnica se encuentra Pablo, un comercial de 32 años amante del deporte, que se operó hace menos de un año de miopía y astigmatismo. Tenía una graduación de 3 y 4 dioptrías de miopía y 1, 75 de astigmatismo en cada ojo. Ahora no duda en aseverar que “es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida”.

New Call-to-action

La experiencia del post operatorio

“Mentiría si dijese que no se nota ninguna molestia en los días posteriores a la operación. En las primeras 24 horas la luz molesta bastante y luego pasas unos pocos días con sensación de escozor en los ojos, es como si mientras estás en la playa sopla viento y te entra arenilla”. Esta es la experiencia de Laura, operada hace un par de años de astigmatismo sobre los días posteriores a la intervención. También matiza que “en mi caso fueron molestias pasajeras que desparecieron en menos de una semana. Eso sí, me tomé muy en serio lo que me prescribió el oftalmólogo: tanto el tema de los colirios como lo de las medidas higiénicas”.

astigmatismo después de Lasik

La recuperación de la visión

“En mi caso, la visión fue un poco inestable los primeros días. Pero ya me explicaron en la clínica que eso eso es algo totalmente normal. Para mí, lo verdaderamente importante es la mejora que experimenté al poco tiempo de la cirugía. De forma paulatina y progresiva, fui mejorando hasta obtener una visión realmente buena. Puedo decir que mi operación con Lasik ha estado a la altura de mis expectativas, incluso las ha superado” Nos comenta Óscar, otra persona intervenida mediante cirugía refractiva Lasik, que en su caso sirvió para solucionar, en un sola intervención, sus problemas de astigmatismo e hipermetropía.

Un defecto de la curvatura de la córnea

El astigmatismo se produce cuando la curvatura de la córnea tiene algún tipo de irregularidad, es decir, no presenta idéntica curvatura en todas sus zonas. En estos casos, la luz procedente de los objetos se enfoca en más de un punto de la retina, provocando una visión borrosa y distorsionada desde cualquier distancia.

Existen diversos procedimientos quirúrgicos para corregir esta anomalía, que tiene una base genética en la gran mayoría de casos, aunque también puede deberse a traumatismos o ser una secuela de ciertas intervenciones quirúrgicas. De cualquier modo, la cirugía Lasik es el método más utilizado por su eficacia, rapidez de recuperación y ser un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo.

New Call-to-action

 

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes