como ponerse lentillas por primera vez

A la hora de corregir ciertos problemas de la vista, las personas tenemos básicamente dos opciones: las gafas o las lentillas. Aunque las gafas siguen siendo la primera opción para muchos, también es cierto que las lentillas cada vez ganan más adeptos gracias a las ventajas que ofrecen.

Sin embargo, realizar el tránsito de gafas a lentillas no siempre es fácil. De hecho, un buen número de pacientes se enfrentan a un dilema típico de las primeras semanas: cómo ponerse las lentillas por primera vez.

  New Call-to-action

¿Por qué elegir llevar lentillas?

Una de las principales ventanas de las lentillas frente a las gafas es que cubren toda la superficie del ojo y se adaptan a su forma, lo cual tiene un mayor efecto cuando se trata de corregir deficiencias de la vista como la miopía o el astigmatismo. Las gafas, en cambio, ven limitada su acción a la zona en la que se encuentren los lentes.

Además, las lentillas son más fáciles de transportar que las gafas. Basta con que te las pongas a primera hora del día y no tendrás que preocuparte de llevarlas a un sitio u otro. Simplemente debes retirarlas al finalizar tu jornada.

Eso no quiere decir, sin embargo, que debamos bajar la guardia en lo que se refiere a sus cuidados. Todo lo contrario, al ser objetos que entran en contacto directo con el ojo, las precauciones deben ser mayores.

Cómo ponerse las lentillas por primera vez: recomendaciones

Pero volvamos al caso de aquellas personas que han decidido dar el salto de las gafas a las lentillas. Su principal preocupación es cómo ponerse las lentillas por primera vez. Aquí te damos 5 consejos que pueden ayudarte:

1) Lava tus manos con jabón líquido y antibacteriano:

Recuerda que no sólo vas a manipular las lentillas, sino que también entrarás en contacto con la superficie de tus ojos. Es decir, la limpieza de tus manos debe ser plena antes de iniciar el procedimiento. Cuando lo hayas hecho, sécate con una toalla libre de pelusilla.

2) Verifica la posición correcta del lente:

Es habitual que al principio no sepamos cuál es el derecho las lentillas. Para ello, se recomienda ponerlas a la luz en la yema de tus dedos y verificar su posición: si tiene los bordes hacia afuera, están al revés; pero si, por el contrario, tienen la forma de una copa, quiere decir que están en la posición correcta.

3) Empieza siempre con uno de los dos lentes:

Un error bastante común entre algunos los pacientes es confundir las lentillas del ojo derecho con las del ojo izquierdo. Para evitar esto, empieza siempre con uno de los dos y no modifiques tu rutina.

4) Separa cuidadosamente tus párpados:

Mientras con los dedos de una mano tomas la lentilla, con la otra debes separar cuidadosamente el párpado inferior y el párpado superior del ojo. Esta acción, que parece tan sencilla, es muy importante para evitar molestias derivadas de una mala colocación. Cuando lleves el lente hacia el ojo, hazlo con mucha calma pero, a la vez, con firmeza. Si lo deseas, puedes ayudarte mirando hacia arriba. Repite el mismo procedimiento con la lentilla del ojo contrario.

5) Tómate tu tiempo para adaptarte:

No te preocupes si al principio te sientes incómodo con las lentillas. Es algo que pasa con frecuencia. Sin embargo, como muchas otras cosas en la vida, se trata de adquirir el hábito. Pasadas unas semanas, verás que es algo tan corriente como lavarte los dientes o peinarte. ¡No pierdas la calma!

Ponerse las lentillas por primera vez exige adoptar hábitos de limpieza permanentes. Recuerda que su principal función es médica y no estética. Además, siempre puedes plantearte la opción de recurrir a la cirugía refractiva si quieres decir adiós tanto a las lentillas como a las gafas.

New Call-to-action

Cinco consejos sobre cómo ponerse lentillas por primera vez
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)