¿Quién no ha lanzado una mirada seductora cuando ha visto a alguien que le gusta? La mirada es una poderosa arma de seducción, como nos muestran algunos de los personajes más conocidos de la historia y sus arrebatadoras miradas.

La figura de Cleopatra es famosa por sus conquistas y estamos seguros de que sus ojos jugaron un gran papel en ellas. A pesar de que no existen imágenes fiables de su rostro, sabemos que conquistó a dos romanos muy poderosos: Julio César y Marco Antonio. Al pensar en Cleopatra nos vienen a la memoria los ojos color violeta de Elizabeth Taylor en este papel… ¿Quién no caería rendido a sus pies?

El italiano Giacomo Casanova es el seductor más famoso de la historia y muchas son las leyendas que han surgido en torno a él. Se dice que tuvo una vida llena de pasiones y aventuras, y que conquistó a todas las mujeres que se propuso.

Otra figura mítica en la seducción fue Mata-Hari. La espía logró alcanzar los objetivos que se propuso en su carrera, infiltrada como bailarina. Era en estos sensuales bailes en los que, seguramente, Mata-Hari centraba sus ojos en su objetivo y lo empezaba a envolver en su halo misterioso.

La política es un campo en el que se mueven muchos hilos y el uso de las armas de seducción son indiscutibles. Nos viene a la memoria John F. Kennedy; el presidente más joven de los EEUU fue famoso por sus logros políticos como la lucha antirracial y también por sus supuestas relaciones extramatrimoniales con Marilyn Monroe o Mary Pinchot Meyer. Sin duda, en los dos ámbitos de su vida hizo gala de miradas persuasivas y seductoras.

En el cine también encontramos multitud de miradas seductoras, entre ellas las de James Dean. El protagonista de ‘Rebelde sin Causa’ era dueño de una de las miradas más características de Hollywood: unos intensos y melancólicos ojos verdes que siguen enamorando.
No podemos olvidarnos de otros ‘ojos seductores’: Paul Newman. En ‘La gata sobre el tejado de zinc’, su azul inconfundible compitió con el violeta de Elizabeth Taylor. ¿Qué mirada crees que ganó?

A veces, no hace falta explicar con palabras lo que podemos expresar con una intensa mirada.

Paul Newman

Miradas seductoras: un repaso histórico
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)