La cirugía refractiva láser es una solución óptima en los meses de verano para aquellas personas que sufren molestias por la obligación de llevar gafas o lentillas. El calor, la arena, el agua salada, el cloro de las piscinas… pueden causar múltiples problemas y, sobre todo, una gran incomodidad. Todo esto puede llevar, incluso, a que estas personas experimenten serias dificultades para realizar ciertas actividades necesarias en la vida diaria.

Pero, ¿por qué el verano es la estación ideal para optar por la cirugía refractiva láser como opción para decir adiós a las gafas y lentillas?

1. Por tranquilidad

Cuando llega el verano y, sobre todo, cuando comenzamos nuestras vacaciones, queremos disfrutar de nuestro tiempo libre a tope sin ningún tipo de limitación. Que se nos pierda una lentilla o que se nos rompa un cristal de las gafas puede ser un contratiempo muy importante que nos puede fastidiar el tiempo de ocio y de tranquilidad.

2. Por comodidad

La mayoría de las actividades, y especialmente el tipo de deportes que practicamos en verano en los que solemos mojarnos o sudar mucho, son prácticamente incompatibles con el uso de gafas y lentillas pero, a la vez, requieren una buena visión. Después de la cirugía refractiva láser, y atendiendo a los consejos del oftalmólogo durante el postoperatorio, podrás disfrutar de tu actividad física con más libertad. Cuando vayas a la piscina o a la playa no tendrás que estar pendiente de dónde dejas las gafas para que no se pierdan o se rompan, te podrás bañar y podrás bucear disfrutando de una visión inmejorable y el sudor no empañará tus gafas o te irritará los ojos ya castigados por las lentillas.

3. Por estética

Esta es una de las razones a la que aluden muchos pacientes para acabar con sus problemas refractivos gracias a la cirugía láser. En general, no se sienten cómodos con las gafas y tampoco toleran las lentes de contacto. Además, en verano, no tendrás que preocuparte por la antiestética marca de las gafas que estropea tu bronceado y podrás usar cualquier gafa de sol, dependiendo de la ocasión y sin tener que invertir en cristales graduados.

4. Por trabajo

Tras el verano se celebran muchas oposiciones a las que, dependiendo de su naturaleza, hay que presentarse sin ningún problema refractivo (miopía, hipermetropía, astigmatismo). Además, cuando retomes tu rutina laboral vas a disponer de menos tiempo libre.

Por todo esto, y porque durante este verano la primera consulta preoperatoria es totalmente gratis en Clínica Baviera, pide tu cita y sal de dudas sobre si eres candidato a la cirugía refractiva láser.

Haz Click en la imagen para conseguir tu consulta preoperatoria gratis!

porque verano

¿Por qué optar por la cirugía refractiva láser en verano?
2 votes, 5.00 avg. rating (93% score)