El postoperatorio de la blefaroplastia es bastante llevadero para el paciente y el resultado de la operación es muy favorable y duradero, aunque deben pasar algunos meses hasta que se vuelve estable y definitivo. El proceso de recuperación de la blefaroplastia es diferente en cada paciente (también depende de si se ha realizado una blefaroplastia superior, una blefaroplastia inferior o ambas). Por lo tanto, los periodos en los que los resultados de la intervención se harán visibles serán totalmente variables en función de diferentes factores.

Las complicaciones de esta intervención son poco frecuentes si el paciente se pone en manos de un oftalmólogo especializado en la materia y sigue las instrucciones de su médico al pie de la letra. Tras la intervención, el médico suele realizar un seguimiento del paciente en varias consultas postoperatorias, comprobando cómo avanza en su recuperación y dándole indicaciones para mejorar los resultados y aliviar las posibles molestias hasta recuperar la normalidad.

Actualmente, la blefaroplastia es una operación poco invasiva y que se realiza con anestesia local y sin necesidad de que exista ingreso. De esta forma, el paciente puede volver a su casa a las pocas horas de la intervención.

Recuperación de la blefaroplastia

Una vez haya vuelto a su casa, en general, el paciente que inicia la recuperación de la blefaroplastia puede aliviar las posibles molestias en los párpados con la medicación prescrita por su cirujano. En unos días, deberá acudir al centro donde se le ha realizado la intervención para que el equipo médico le retire las suturas, si es que estas han sido necesarias. Además, puede aparecer un ligero picor, lagrimeo excesivo o una pequeña sensación de irritación bastante habitual en el postoperatorio de la blefaroplastia. Por otro lado, es posible que el médico le recomiende mantener la cabeza alta durante unos días, no realizar movimientos bruscos o grandes esfuerzos físicos, dormir boca arriba, y aplicarse compresas frías o hielo para disminuir la inflamación y los posibles hematomas, que tienden a desaparecer en una o dos semanas. El médico, además, le dará al paciente indicaciones sobre como lavar y curar la zona afectada por la intervención para prevenir posibles infecciones.

Postoperatorio de la blefaroplastia
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)