Las pistas de esquí ya están a pleno rendimiento y seguro que muchos de vosotros ya habéis pensando en vuestra próxima escapada a la nieve pero, ¿disponéis del material adecuado para realizar esta actividad sin poner en riesgo vuestra salud visual?
La nieve refleja cerca de un 80% de la luz del sol, lo que supone un alto porcentaje ya que la arena sólo refleja entre un 10% y un 25% y el agua un 20% de los rayos solares. A este efecto reflectante de la nieve se suman las consecuencias de la altitud, ya que por cada 1.000 metros de ascenso, la proporción de rayos ultravioletas en la luz solar aumenta un 10%. Por lo tanto, cuando vamos a esquiar nuestros ojos están muy expuestos a los rayos ultravioletas del sol, que incide sobre ellos con más fuerza. Por esta razón, desde Clínica Baviera os aconsejamos equiparos adecuadamente cuando realicéis algún tipo de actividad en la nieve.
El uso de una buena protección con unas gafas de sol adecuadas es básico para preservar la salud visual en la nieve.  Estas gafas deben ser oscuras y con filtro UV. Los dos requisitos son indispensables, porque muchas gafas con cristales oscuros no tienen filtros y a la inversa.
Además, es aconsejable que cubran el ojo por completo y que tengan cristales polarizados que eliminen los brillos o que están fabricadas en materiales como el policarbonato para evitar el astillamiento en casos de impacto.  Este último requisito es importante porque cada año se registran en España 2.000 casos de traumatismos asociados a la práctica de deportes de invierno. En estas situaciones en las que la persona ha sufrido un golpe en el ojo resulta fundamental no sólo prevenir el daño, usando el equipamiento adecuado, sino además acudir a un oftalmólogo para que realice un seguimiento.
¡¡Disfrutad de la nieve!!

Preparados para la nieve
1 vote, 5.00 avg. rating (89% score)