El ojo tiene un funcionamiento “casi” perfecto, pero también tiene sus limitaciones.  Para salvar esas limitaciones, el ser humano ha desarrollado herramientas que nos permiten ver más allá de aquello que nos muestran nuestros propios ojos. Este es el caso del “ojo del halcón”.
El tenis siempre se ha considerado un deporte de caballeros, pero durante décadas fueron bastante habituales las disputas entre los jugadores y los jueces. La velocidad y la técnica del juego fueron evolucionando y llegó un momento en el que rebasaron las capacidades del ojo humano. Por esta razón, en la actualidad los jueces de línea y silla apoyan sus decisiones una tecnología llamada “ojo de halcón”.
El “ojo de halcón” se utilizó por primera vez en 2006 en el Open de Estados Unidos y su objetivo es determinar si una pelota ha caído dentro o fuera de los límites de la pista a través de un sistema informático que trabaja siguiendo la trayectoria de la pelota. Esta herramienta no funciona en directo, pero actúa con una gran velocidad y trata la información en sólo unos segundos.
A través de 8 cámaras de alta velocidad ubicadas alrededor de la pista se recogen unas imágenes que se procesan rápidamente. El sistema informático calcula la trayectoria de la pelota, la distancia a la que se mueve y el bote. Poco después, el “ojo de halcón” genera una animación gráfica de la trayectoria de la pelota y el bote sobra la pista y, en cuestión de segundos, se puede repetir la jugada mostrándola en una pantalla visible para los jugadores, los jueces y el público. Y es que muchas veces la tecnología supera a la anatomía humana…

 

¿Qué es el ojo de halcón?
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)