Clínica Baviera y el Real Betis Balompié regalan dos entradas por partido para ver a tu equipo preferido en el Benito Villamarín a través de ‘Quieres ver al Betis’, una sección de la revista del club. Puedes participar en el sorteo a través de las cuentas de Facebook y Twitter del Betis. Y es que el sentido de la vista es muy importante cuando hablamos, tanto de ver deporte, como de practicar deporte.
Un 18% de las personas que practican deporte de forma habitual cree que su estado visual afecta, en mayor o en menor medida, a su práctica deportiva. La mayoría aduce dificultades para ver nítidamente la pelota, principalmente a causa de la edad o de la falta de iluminación. Pero las mayores dificultades radican en el hecho de tener que practicar una determinada disciplina deportiva utilizando gafas graduadas o lentillas, de las cuales preferirían prescindir. Por eso una gran cantidad de deportistas profesionales y aficionados deciden corregir sus problemas refractivos (miopía, hipermetropía y/o astigmatismo) a través de la cirugía refractiva láser, una intervención sencilla, segura y muy cómoda ofrece unos resultados espectaculares para el paciente, ya que le permite gozar de una visión similar a la que se obtiene con correcciones (gafas y/o lentillas), pero sin necesidad de utilizarlas y evitando las molestias asociadas a su uso: gafas empañadas o rotas, úlceras corneales, deslumbramientos…
Pero las habilidades visuales necesarias para practicar deporte varían en función de cada disciplina deportiva y de una serie de condicionantes específicos durante su práctica, como la luz, el clima, el movimiento del objetivo que el deportista debe ver, perseguir o ante el que debe reaccionar. En general, para evaluar si contamos con una buena visión deportiva, las capacidades visuales que entran en juego son: agudeza visual estática (capacidad de ver un objeto que no se mueve), agudeza visual dinámica (capacidad para percibir detalles mientras existe movimiento), visión periférica, motilidad ocular (movilidad de los ojos a la hora de explorar el espacio en todas direcciones), acomodación (habilidad para enfocar de forma nítida, rápida y eficaz los objetos situados a diferentes distancias), convergencia y visión binocular (capacidad de mirar simultáneamente con los dos ojos). También resulta muy importante el tiempo de reacción visual, que es la habilidad que corresponde al periodo que transcurre entre la aparición del estímulo visual y las primeras manifestaciones de reacción muscular. En el ámbito deportivo se trata de la velocidad con la que el cerebro interpreta y reacciona a la acción del oponente. Cuanto más rápido sea el proceso de identificación y el procesamiento de la información, antes se producirá la respuesta del deportista y, en consecuencia, la ventaja frente a los adversarios será mayor.

 

¿Quieres ver al Real Betis Balonpié?
2 votes, 5.00 avg. rating (92% score)