Seguro que muchas veces te has planteado decir adiós a las gafas y lentillas de una vez por todas, pero por pereza o por miedo no has acudido a ninguna clínica a informarte.

¿Seré candidato a la cirugía láser? La única forma de responder con absoluta certeza a esta pregunta es pedir cita en tu centro más próximo de Clínica Baviera y que, después de realizarte unas sencillas pruebas, uno de nuestros oftalmólogos analice tu caso y certifique que las características de tus ojos son las adecuadas para operarte. ¡¡Atención!! Esta consulta preoperatoria tiene una duración aproximada de una hora y media. ¿No te parece que es super interesante plantearte vivir sin gafas ni lentillas a cambio de sólo una hora y media de tu tiempo?

En este vídeo, te damos algunas indicaciones generales que te pueden orientar si estás planteándote acudir a la cirugía refractiva láser. Para ser candidato a esta operación:

  • Debes ser mayor de 18 años
  • Tu graduación se ha tenido que mantener estable
  • Debes disfrutar de una buena salud ocular

Generalmente, la cirugía láser se emplea para corregir los denominados defectos de la refracción del ojo:

  • La miopía. Es un defecto que impide ver bien los objetos lejanos, debido a que las imágenes se enfocan delante de la retina. La miopía se produce porque la córnea del paciente es demasiado curva o el ojo demasiado largo.
  • La hipermetropía. Es un defecto que hace ver borrosos los objetos próximos porque las imágenes se enfocan detrás de la retina. La hipermetropía se produce porque el ojo es más corto de lo normal o porque la córnea del paciente es demasiado plana. Cuando el paciente es joven la hipermetropía puede ser compensada gracias al esfuerzo de los músculos oculares de forma que podrán ver bien de lejos y aceptablemente de cerca. Con la edad, la capacidad de acomodación se pierde (presbicia o vista cansada) y el paciente ve como se desenfocan los objetos de cerca y más tarde también los de lejos.
  • El astigmatismo. En este caso, existen diferentes focos a la vez, tanto por delante como por detrás de la retina, lo que provoca que la imagen que percibe el paciente sea borrosa, tanto de lejos como de cerca. Generalmente se debe a que la córnea tiene un eje más curvo que otro. El astigmatismo suele presentarse sólo asociado a miopía o hipermetropía.
¿Soy candidato a la cirugía láser?
2 votes, 5.00 avg. rating (92% score)