Cae la noche en el mundo natural y aunque parece que todas las luces se apagan, no todas lo hacen… En zonas donde se concentra agua estancada, como pantanos, manantiales o estanques, a veces se puede ver el misterioso fenómeno  de los fuegos fatuos.

Estos fuegos o pequeñas llamas pueden parecer cosa de magia, pero en realidad son pura química. A pesar de que se trata de un proceso que no ha sido estudiado en profundidad, se sabe que los fuegos fatuos se pueden ver debido a la inflamación de varias sustancias, como el fósforo o los gases de metano, que se desprenden de materias animales o vegetales en descomposición. Cuando la fosfina entra en contacto con el aire, se oxida y expulsa gas formando pequeñas llamas a poca altura del suelo.  Estas llamas, aunque suelen ser de un tamaño pequeño, habitualmente tienen un color azul o amarillo pálido y pueden verse más fácilmente a lo largo de la noche.

fuego fatuo

Para ver un fuego fatuo, los cementerios también son una zona estratégica porque los huesos humanos contienen mucho fósforo y sales de calcio, los cuales, durante el proceso de descomposición, producen este fenómeno.

Otros estudios apuntan que el origen de estos fuegos se encuentra en la tensión tectónica, provocando el calentamiento de las rocas y la vaporización del agua que contienen, expulsando nubes blanquecinas que se pueden ver a cualquier hora del día.

Tradicionalmente y de acuerdo con el folclore popular, los fuegos fatuos son bolas de luz que retroceden al aproximarse a ellas y representan las almas de los recién fallecidos, que vagan errantes hasta que les llegue el momento de entrar en el purgatorio. Ver este fenómeno puede ser una buena o mala señal, dependiendo del país en el que se busque la información ya que, por ejemplo, en algunos países europeos, es un mal augurio porque los fuegos fatuos son espíritus malignos que pretenden distraer al viajero de su camino para que se pierda en la espesura.

A lo largo de la historia se han recogido muchos testimonios sobre esta materia, en España, están ubicados principalmente en Galicia, en los que los lugareños han asegurado ver luces pálidas, balanceándose y flotando sin aparente control e, incluso, contra el viento.

Cómo ver un fuego fatuo
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)