¿Buscas un príncipe con sangre azul? ¡Echa un vistazo! Porque quizás tenga que ser un pulpo o un calamar.

No nos hemos vuelto locos, a pesar de que la sangre de los seres humanos y de gran parte de los animales sea de color rojo, si echamos un vistazo a nuestro planeta, sin duda nos sorprenderemos con muchos de los colores que puede llegar a tener la sangre.

Los principales elementos que definen el color de la sangre son los pigmentos respiratorios y la presencia de diversos metales, como el hierro o el cobre, pudiendo teñirla de rojo, amarillo o, incluso, manteniendo la sangre incolora. Y es que, en realidad, la sangre sólo puede ser roja cuando contiene hemoglobina que, al mezclarse con el hierro que recorre el sistema sanguíneo, se oxida con el paso del oxígeno por las venas y arterias, generando este característico color escarlata.

sangre

Estamos acostumbrados a ver la sangre roja, pero el segundo color que más predomina en el mundo natural es el azul. Particularmente, en el mundo marino, los pulpos, los calamares y algunos moluscos, por ejemplo, tienen la sangre de este color. En este caso, este líquido circulatorio es conocido como hemolinfa. Su color se debe a que contiene, en vez de hierro como es el caso de los seres humanos, cobre. Este metal al oxidarse adquiere la tonalidad azul que se debe también al pigmento respiratorio propio de este tipo de animales, llamado hemocianina. Fuera del agua, gran parte de los insectos o artrópodos también tienen la sangre azul, como es el caso de las arañas o los caracoles.

Por otra parte, los animales invertebrados, como los pepinos de mar, cuentan con una sangre de color amarillo y esto se produce por una proteína llamada vanabina que genera este tono.

La falta de pigmento en la sangre también se encuentra en los animales que viven bajo el agua. Los equinodermos, como las estrellas de mar, los erizos o los lirios de mar, sorprenden por su sangre incolora, científicamente llamada hidrolinfa debido a que cuenta con una composición similar al agua del mar.

Otro de los colores que encontramos entre los líquidos circulatorios es el naranja. Un insecto tan común como la cucaracha, es el único que late en este llamativo color cuando está a punto de poner los huevos y es debido a la presencia de la proteína vitelogenina.

¿Y ahora? ¿Sigues buscando a tu príncipe azul o cambiarías de color?

 

Echando un vistazo a los colores de la sangre
1 vote, 4.00 avg. rating (79% score)