Alicia en el País de las Maravillas es un libro lleno de misterios y curiosidades sobre el que se han contado multitud de anécdotas… y si alguna vez tenéis la oportunidad de leerlo comprobaréis que no es para menos. Muchas de las escenas que narra Lewis Carrol en su obra recuerdan a  ensoñaciones  o alucinaciones. Según algunos científicos, el autor podría padecer migraña y  se dice, aunque no está totalmente comprobado, que estas situaciones podrían estar inspiradas en las sensaciones que padecía durante sus crisis. Esta leyenda llevó al psiquiatra John Todd a dar un doble nombre a un desorden neurológico que afecta a la percepción visual y que suele estar asociado a la migraña y que describió por primera vez en 1955, la micropsia o síndrome de Alicia en el País de las Maravillas.
En general, la micropsia es un trastorno que afecta a la percepción de los sujetos que lo padecen, provocando que estos experimenten alteraciones en la forma, tamaño y situación espacial de los objetos. Por ejemplo, los pacientes pueden ver los objetos  más alejados de lo que en realidad están o mucho más pequeños de lo que son. Es en este aspecto en lo que el síndrome recuerda a Alicia en el País de las Maravillas, donde los objetos y personajes cambiaban continuamente de tamaño. En este caso, el trastorno no se produce en la visión, sino en el cerebro y en su capacidad para interpretar los estímulos que le llegan desde el sistema visual.
Según los expertos, la micropsia aparece asociada a episodios de migraña, enfermedades virales específicas (varicela zóster, influenza…) o puede ser un síntoma de intoxicaciones con drogas alucinógenas o fármacos.

… en el país de las maravillas
2 votes, 4.50 avg. rating (86% score)