El mundo está lleno de colores y cada uno nos transmite un sentimiento distinto… ¿Por qué nos gusta más el color azul, el rojo, o el verde?

La psicología del color es un área dedicada a estudiar el efecto de este en la mente humana. Desde una perspectiva médica, se entiende como una ciencia de la psicología inmadura pero aún así, existe un gran interés por esta materia.

Su origen se encuentra en tiempos remotos y ya en la antigua China los puntos cardinales eran simbolizados por los colores: rojo, azul, blanco y negro, dejando el amarillo para el centro.

Por su parte, los mayas también representaban el norte, el sur, el este y el oeste con los mismos colores que los chinos. Y en Europa, los alquimistas de la Edad Media solían atribuir a los colores características concretas: el rojo simbolizando el azufre, el verde para los ácidos o el blanco para el mercurio.

Aristóteles fue uno de los primeros pensadores en analizar en profundidad las propiedades de los colores y categorizó los “básicos” relacionados con la tierra, el agua, el fuego y el cielo. Los principales elementos que forman parte de la vida del ser humano.

La forma en que nos sugestionan los colores radica en la misma base física y composición del color así como en nuestra subjetividad, de acuerdo con las distintas ondas de luz que inciden en el tono que miramos.

Actualmente, el trabajo más relevante sobre la teoría de los colores es de la psicóloga Eva Heller, que ha escrito el libro ‘La psicología del color’ donde aborda la interactividad de los colores con nuestros sentimientos y cómo se relacionan entre sí. Todo ello analizando, no cuestiones de gustos, sino experiencias internas que relacionamos con ellos.

De acuerdo con su estudio, existe una interpretación psicológica para cada color. Por ejemplo, el azul transmite simpatía, fidelidad y es espiritual. El rojo es el tono propio del amor, la pasión y la alegría. El amarillo, por su parte, es optimista y divertido o el verde, que es con el que se entiende la esperanza. Algunas analogías originales son las que relacional el naranja con lo exótico, o el blanco con el bien, la pureza y la luz.

En resumen, según Heller, se podría decir que hay un tono para cada sentimiento y, dependiendo de nuestras experiencias y nuestra forma de pensar, nos sentiremos más identificados con unos que con otros.

La psicología del color
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)