San Jerónimo dijo: “La cara es el espejo del alma y los ojos confiesan, en silencio, los secretos del corazón”. Por lo que, podríamos decir que la mirada constituye una ventana al desconocido interior de las personas, donde se encuentra la esencia que transmitimos al exterior.

A lo largo de estos posts, hemos hablado largo y tendido sobre nuestros ojos, sus colores y características. También hemos hablado de particularidades que ofrecen las miradas en la naturaleza, pero si en el mundo animal hay un iris que marca la diferencia con el resto, ese es el del husky siberiano, una raza de perros que destaca por la profundidad de su mirada.

Los esquimales, en su lenguaje, distinguen hasta 30 tipos de tonos de color blanco pero parece que estuviesen todos juntos en los ojos de los huskys siberianos, unos perros que podrían ser considerados verdaderos atletas de la nieve. Claros descendientes de los lobos, los huskys han recorrido durante siglos el frío suelo del Ártico, arrastrando los trineos y ayudando a los habitantes de esta zona del planteta en sus quehaceres diarios, por tratarse de perros compactos y musculosos.

La mirada limpia y clara de estos animales siempre llama la atención, pero ese no es el único beneficio de tener unos ojos tan bonitos. Su forma almendrada protege su tejido ocular de las bajas temperaturas y la nieve que puede arrastrar el viento que les golpea mientras tiran del trineo. Gracias a esto, pueden entornar los ojos de forma exagerada, todo ello sin perder agudeza visual.

Tradicionalmente, los habitantes del Ártico se referían a sí mismos con términos que significaban: Seres humanos verdaderos. Del mismo modo, los huskys podrían ser considerados perros verdaderos ya que, según unos estudios de ADN realizados en el año 2010, esta raza se tipificó cómo perro antiguo. Es decir, que originariamente no se engendró cruzando dos razas preexistentes.

Los esquimales creen en la existencia de muchos espíritus que habitan en todos los seres y objetos de la naturaleza. Así, también veneran en cierto modo a los huskys por ayudarles a garantizar la supervivencia de las familias en esos climas tan extremos.

El husky es considerada una de las 14 razas de perros más antiguas del mundo y su nombre deriva del apodo esky, con el que los exploradores se referían a los esquimales, o eskimo en inglés. Los ojos albinos de estos perros están sobradamente preparados ante las ventiscas, pudiendo soportar temperaturas extremas y las pruebas físicas más duras, recorriendo kilómetros independientemente de las inclemencias del tiempo.

ojos huskys copia

 

Los ojos de los huskys
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)