Este fin de semana el Campeonato Mundial de Motociclismo visita Italia, el país de origen de uno de los pilotos más traviesos y característicos del circuito, Valentino Rossi. Una de las peculiaridades que distingue al 46 encima de la moto es la gran variedad de cascos que tiene y las formas con las que los decora, entre las que siempre están presentes el sol y la luna que, según él, reflejan las dos facetas de su personalidad. Por ejemplo, hace dos temporadas y con motivo del GP de Italia, Valentino estrenó un casco con forma de tortuga, bromeando sobre lo ‘lento’ que iba ese año. Pero, ¿sabéis dónde está el origen del uso del casco? Pues el uso de esta medida de seguridad procede de un personaje que no fue precisamente ejemplo para la seguridad vial, Sir Thomas Edward Lawrence, más popularmente conocido como Sir Lawrence de Arabia, un gran aficionado a las motocicletas.

Se acaban de cumplir 80 años desde que el 13 de mayo de 1935, Sir Lawrence de Arabia muriera en un accidente de moto tras pasar seis días en coma. Por aquella época no era habitual que los motociclistas utilizaran casco para proteger su cabeza y su vista y el historiador, arqueólogo, diplomático y militar británico no era una excepción cuando montaba su Brough Superior SS100, lo que le costó la vida. El neurocirujano que le atendió, el Dr. Hugh Cairns, inició entonces una cruzada para conseguir que todos los pilotos de motos se protegieran con el casco y en 1941 publicó los resultados de su investigación en el British Medical Journal. En un primer momento, el casco fue obligatorio para todos los miembros del Ejército y después la obligatoriedad pasó al deporte. En 1949, cuando se celebró el primer Campeonato Mundial de Motociclismo, los pilotos tuvieron que usar un caso para participar en las carreras. Más adelante la obligatoriedad del uso del casco fue imponiéndose progresivamente en la legislación de los países desarrollados y hoy en día tenemos muy claro que el casco integral es un elemento básico de seguridad encima de la moto para proteger nuestra cabeza y, cómo no, nuestros ojos.

Esperamos que en este Gran Premio Pol vea el número 46 del caso de Valentino, pero sólo para adelantarle. ¡¡Vamos Pol!! ¡¡Gaaaaasssss!!

DSC_3806

GP de Italia: Lo que Sir Lawrence de Arabia hizo por los pilotos
1 vote, 5.00 avg. rating (89% score)