Es habitual que, sobre todo las mujeres, presten especial atención al cuidado de cejas y pestañas porque son factores que pueden potenciar la mirada y aportar un extra de belleza al rostro. Las pestañas postizas y los productos que las fortalecen y las alargan son cada vez más habituales en los baños y tocadores y se están multiplicando los centros que ofrecen diferentes técnicas para depilar las cejas. Sin embargo, las cejas y pestañas son algo más que un elemento estético y están ahí porque cumplen unas funciones muy importantes.

Las cejas, que se ubican a nivel de los arcos supraciliares del macizo facial a unos dos centímetros por encima de los ojos, ayudan a proteger los ojos del sudor que cae de la frente a la vez que evitan, en la medida de lo posible, la entrada de polvo y otros agentes externos a los ojos y reducen la intensidad de la radiación solar.

En el caso de las pestañas, su función es muy similar a la de las cejas, pero protegen los ojos “más de cerca”. Nacen en los bordes de los párpados y protegen al ojo de la entrada de bacterias y demás agentes externos. En este caso, la función frente al sol es todavía más importante que en el caso de las cejas porque filtran la radiación y sin ellas los ojos sufrirían irritaciones de forma constante. Además, tal y como te hemos comentado en otros posts, existen alternativas para proteger a los ojos del sol.

Tanto las cejas como las pestañas presentan una estructura muy parecida a la del cabello. Parten de los folículos y están formadas de escamas de queratina, sustancia que les aporta fortaleza y flexibilidad. Sus folículos crecen (aunque muy lentamente), pasan por un periodo de maduración y se caen, exactamente igual que lo hace el cabello. Sin embargo, la fase de crecimiento de las pestañas y las cejas no se prolonga en el tiempo de la misma forma que lo hace el cabello, de ahí que no adquieran tanta longitud como el pelo de la cabeza. En el caso de las pestañas, cuando se caen tardan unas 10 semanas en volver a salir y a desarrollarse, y suelen tener una vida de unos cinco meses. En el párpado superior, podemos tener unas 200 pestañas, mientras que en el inferior hay unas 80.

En lo que afecta a las cejas, el proceso de crecimiento dura aproximadamente un mes y su longitud no suele superar los dos centímetros.

images

Cejas y pestañas, mucho más que un adorno
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)