El estrés afecta a la salud de muy diversas maneras, ya que genera una gran exigencia orgánica, e incluso puede hacerse notar en los ojos. En general, las formas más comunes en las que se presenta el estrés en los ojos son temblor de ojos e inflamación, aunque también se pueden producir casos de pérdida súbita de la visión.
Los temblores de ojos no suelen corresponder a un movimiento del ojo en sí, sino que se producen en un pequeño músculo, que es uno de los que sirve para elevar el párpado, el músculo de Müller. Este músculo, cuyo funcionamiento está controlado por el sistema nervioso simpático, actúa de forma involuntaria y se puede activar en situaciones de estrés en las que liberamos mucha adrenalina. A parte de la molestia, este temblor en el ojo no suele tener ningún efecto sobre la visión y, por eso, no existe un tratamiento oftalmológico concreto para frenarlo.


↓ Descarga la 


La inflamación causada por el estrés se suele corresponder con una maculopatía serosa central, que es una inflamación benigna de la mácula (parte central de la retina que está especializada en la percepción de los detalles). Las personas que sufren esta maculopatía suelen percibir una visión borrosa y, en ocasiones, pueden sufrir una pérdida repentina de la visión. Los tratamientos para este problema son muy variados y debe ser el oftalmólogo el que determine el más adecuado para cada caso.
Cuando estamos sometidos a un estrés permanente también podemos llegar a sufrir una pérdida súbita de la visión o amaurosis. Normalmente la pérdida de visión suele ser un síntoma transitorio, pero es muy importante que acudamos  a un oftalmólogo si lo sufrimos, porque también puede tratarse de una señal de alarma que anticipe otro tipo de problemas.




ojos sanos todo el año

Quizás te interese consultar una de nuestras guías gratuitas en pdf:

¿Cómo afecta el estrés a la visión?
2 votes, 2.00 avg. rating (53% score)