Ha llegado la primavera y esto significa que las personas alérgicas ya están preparadas para padecer los primeros síntomas de esta “fastidiosa” reacción del sistema inmunitario a los elementos que indican que el verano ya está a la vuelta de la esquina. Con la llegada de la primavera, dos de cada diez españoles sufrirán algún tipo de reacción alérgica y los ojos se verán afectados en el 50% de los casos que se traducirán, sobre todo, en conjuntivitis e inflamaciones oculares.
Picor, escozor, quemazón, sensación de cuerpo extraño o arenilla, lagrimeo, ojos enrojecidos y fotofobia (hipersensibilidad a la luz) son algunas de las señales que indican que la alergia ha provocado una inflamación de la conjuntiva (conjuntivitis), una membrana transparente que recubre parte del globo ocular y la porción interna de los párpados y cuya función es proteger a los ojos de los elementos extraños que provienen del exterior.

la foto copia

Aquí te dejamos algunos consejos que debes aplicar, especialmente, en esta época:

  • Procura mantener una perfecta higiene en tus ojos, intenta no tocártelos con las manos sucias, frotarlos o irte a la cama sin desmaquillarte.
  • Evita, en la medida de lo posible, el contacto con los agentes que pueden causar la alergia (polen, hongos, ácaros…). Procura mantener cerradas las ventanas de tu casa y de tu coche.  Además, en la medida de lo posible, no salgas a la calle en los días de mayor polinización y, en caso de hacerlo, no olvides las gafas de sol.
  • Para suavizar los síntomas, es aconsejable el empleo de colirios, suero fisiológico o lágrimas artificiales, en función del grado de intensidad y siempre bajo la prescripción de un especialista en oftalmología que debe determinar el origen de estos síntomas.

 

Cómo cuidar tus ojos en primavera
2 votes, 3.50 avg. rating (73% score)