La conjuntivitis es una de las afecciones del ojo que afecta más frecuentemente a niños y adultos, no suele ocasionar graves problemas, ya que generalmente se trata de forma sencilla. La conjuntivitis surge como consecuencia de la inflamación o infección de la conjuntiva, un tejido fino y transparente que cubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo. Llama la atención porque la inflamación provoca que los vasos sanguíneos sean visibles al adquirir un color rosado o rojizo. Además, es bastante habitual que surja una secreción del ojo (legañas) de color blanca, amarillenta o verdosa, lagrimeo excesivo, mayor sensibilidad a la luz, irritación con sensación de tener arena en los ojos y ardor o picor intenso en los ojos. Ante estos síntomas, debemos acudir a un médico especialista, especialmente si sentimos dolor moderado o fuerte o tenemos visión borrosa. Y sobre todo, debemos evitar automedicarnos  porque podemos agravar el problema.

La aparición de la conjuntivitis se puede deber a diversas causas, ya que puede ser alérgica, infecciosa (bacteriana o vírica) o tóxica. A continuación os vamos a dar algunas indicaciones para evitar la conjuntivitis en verano:

  • Usa gafas para nadar y bucear; tanto en la playa como en la piscina para evitar el contacto con el agua.
  • Evita tocarte los ojos sin haberte secado las manos o si has estado en contacto con el césped o con la arena.
  • Dúchate al salir del agua.
  • Usa toallas limpias, si es posible a diario, y no las compartas con otras personas.
  • Procura no compartir productos cosméticos, como las cremas protectoras solares para la cara.
  • Fuera del agua, ponte las gafas de sol, tanto para proteger los ojos de la radiación solar, como del polvo, la arena y las partículas en suspensión.

el astigmatismo se cura

 

¿Cómo evitar la conjuntivitis en verano?
1 vote, 5.00 avg. rating (89% score)