Según un informe presentado recientemente por el RACE, un 40 por ciento de los conductores españoles padece algún problema visual y hasta un 11 por ciento reconoce haberse encontrado en alguna situación de riesgo al volante, derivada de dichos problemas. Según el Dr. Fernando Llovet, Director Médico de Clínica Baviera, “esta cifra pone de manifiesto la importancia de realizarse revisiones oculares periódicas para detectar posibles problemas oculares que surjan entre los exámenes previos a la renovación de la licencia“.

La conducción nocturna o bajo condiciones climatológicas adversas, como la niebla o la lluvia, tiene un claro impacto sobre la visibilidad al volante, al reducirse la agudeza visual hasta en un 20%, hecho que acelera la aparición de fatiga visual. Estos factores de riesgo, con especial vigencia en los meses de invierno, suponen un mayor peligro en el caso de padecer problemas visuales; ya que conducir con dolencias tan comunes como la miopía, el astigmatismo, la vista cansada o las cataratas acelera la aparición de cansancio ocular, empeora la percepción y legibilidad de las señales de tráfico y facilita la aparición de errores de cálculo, incrementando así el riesgo de distracciones y generando inseguridad al volante.

El Dr. Llovet llama especialmente la atención sobre el colectivo de conductores mayores de 55 años, más expuestos por tener un menor rendimiento de los movimientos oculares y una peor percepción espacial, así como limitaciones en la adaptación a la oscuridad, la recuperación tras un deslumbramiento, la visión cromática o la búsqueda visual.

Ante la previsión de importantes desplazamientos en los próximos días festivos, el equipo médico de Clínica Baviera insiste en la importancia de someterse a revisiones periódicas que garanticen contar con una salud visual óptima, y recomienda determinadas pautas  a seguir cuando conducimos:

  • En el caso de utilizar gafas, optar por cristales antirreflejantes.
  • Moderar la velocidad e incrementar la distancia de seguridad durante la noche o bajo condiciones climatológicas adversas.
  • Activar las luces del vehículo  con anterioridad a la puesta de sol.
  • No obviar la aparición de molestias oculares y realizar descansos cada dos horas.
  • En el caso de estar bajo medicación, comprobar que ésta no tiene efectos sobre la conducción en general y la visión en particular.

Asimismo, insisten en que el conductor ha de ser consciente de sus limitaciones visuales, no subestimarlas y tomar las medidas oportunas para evitar que éstas afecten a su conducción y provoquen situaciones de riesgo al volante.

Os dejamos con una intervención del Dr. Fernando Llovet en la que habla de los peligros de la conducción con problemas de visión.

Si eres conductor, cuida tu visión
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)