En un post anterior os contábamos qué es la conjuntivitis, cuáles son los síntomas más habituales, por qué es más frecuente durante el verano y os enumeramos algunos consejos para evitar padecerla . En esta ocasión pretendemos daros algunas pautas que deberéis seguir si ya padecéis conjuntivitis y no queréis contagiársela a vuestros familiares y amigos.
Ante todo, debemos indicar que los casos de conjuntivitis se diagnostican rápidamente debido a que sus síntomas son apreciables a simple vista. Si notáis algún síntoma es imprescindible que acudáis a un médico especialista para que os dé indicaciones sobre el tratamiento que deberéis seguir.
Además de todo lo que os cuente el médico aquí os dejamos algunos consejos para no contagiar a los demás cuando las medidas de prevención no han podido evitar la aparición de una conjuntivitis:

_10013800

  • Lávate las manos con frecuencia con agua tibia y jabón, especialmente si compartes objetos con otras personas.
  • Límpiate la secreción que produce el ojo con las manos recién lavadas y desecha el pañuelo o toallita que has usado. Cuando termines, lávate de nuevo las manos.
  • No compartas toallas, sábanas u otras prendas que puedan entrar en contacto con los ojos.
  • No te metas en la piscina hasta que la infección no desaparezca del todo.
  • No dejes tu maquillaje de ojos ni tus gafas a otras personas. Además, en el caso de los cosméticos se recomienda limpiarlos en la medida de lo posible o incluso reemplazarlos por unos nuevos para evitar que la conjuntivitis pueda volver a aparecer.
  • Los más pequeños de la casa, especialmente los niños que aún no andan y van gateando a todos los sitios, pasan mucho tiempo en el suelo y suelen llevarse las manos sucias a los ojos. Cuando padecen conjuntivitis debemos ser especialmente cuidadosos con la higiene para evitar complicaciones y que transmitan a otros niños o a los adultos los gérmenes causantes de la conjuntivitis.

 

Cómo evitar el contagio de la conjuntivitis
1 vote, 5.00 avg. rating (89% score)