Se denomina lagoftalmos o lagoftalmia a la incapacidad de cerrar correctamente los ojos. Cuando hablamos específicamente de que este fenómeno se produce durante el sueño se denomina lagoftalmos o lagoftalmia nocturna y es bastante difícil de diagnosticar porque la persona que lo padece normalmente no se da cuenta de que no cierra los párpados cuando duerme hasta que otra persona se lo advierte.

La mayor parte de los especialistas consideran que este problemas es más un síntoma que una enfermedad porque generalmente viene producido por infecciones, traumatismos, parálisis faciales o enfermedades de la piel. También puede estar provocado por enfermedades de la tiroides o por la pérdida del tono de los músculos faciales.

Habitualmente, el movimiento de los párpados distribuye una fina película de lágrima sobre la superficie de los ojos, que permite protegerlos del polvo y otras partículas que están dispersas por el ambiente, a la vez que los lubrica y los mantiene sanos. Cuando los párpados no se cierran, particularmente durante el sueño, la persona se expone a sufrir sequedad ocular y lesiones e infecciones que provocan los agentes patógenos o cuerpos extraños que caen en los ojos.

En cuanto a las soluciones que los especialistas emplean para tratar este problema, van desde el empleo de lágrimas artificiales con el objetivo de mantener la córnea lubricada, hasta el uso de gafas que impiden que la película lagriman se evapore durante el sueño. En los casos en lo que es factible también se puede indicar cirugía.

Una última cosa y como curiosidad, la palabra lagoftalmos procede del vocablo griego lagoos, que significa liebre, ya que antiguamente se decía que las liebres dormían con los ojos abiertos por el hecho de que siempre permanecen alerta y listas para escapar de sus depredadores.

 

 

Logoftalmos o logoftalmia nocturna, durmiendo con los ojos abiertos
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)