“El ojo seco se produce porque existe una menor cantidad o una menor calidad de lágrima en el ojo y la lágrima no cumple su función: mantener hidratada la superficie ocular y protegerla de agentes externos”. Así explica la Dra. Margarita Cabanás, oftalmóloga de Clínica Baviera Sevilla, qué es el ojo seco.

Ojo Seco

Si queréis ver el vídeo completo pinchad aquí: http://www.youtube.com/watch?v=ZsBzR76Fkos

En este vídeo, además, podrás conocer las causas de esta patología y todos los procedimientos que los especialistas de Clínica Baviera aplican para tratarla: lágrimas artificiales con diferentes componentes, fármacos que aumentan la secreción lagrimal, dispositivos para mantener la lágrima taponando la vía lagrimal, blefaroplastias…

El síndrome del ojo seco es una patología multifactorial por el que se compromete la lubricación de la superficie del ojo por una deficiencia en la producción de la lágrima. Este síndrome no se produce únicamente por una causa. La mayor parte de las veces, el ojo seco se produce por una suma de factores que derivan en sequedad ocular. Como existen múltiples causas, podemos distinguir muchos tipos de ojo seco, como el de tipo evaporativo, el hormonal, el producido por la disfunción de las glándulas de meibornio, el medicamentoso, el autoinmune… Según el grado de afectación del paciente, tendremos ojos secos leves, moderados y severos. El ojo seco generalmente es más común entre las mujeres y en pacientes mayores.
El principal síntoma que percibe el paciente con ojo seco es que le surgen molestias tipo “cuerpos extraños” o arenilla, como si se le hubiese metido algo en el ojo. Este síntoma se suele agravar cuando el paciente parpadea. También son manifestaciones habituales el picor, el escozor y las secreciones oculares.

El tratamiento del síndrome del ojo seco dependerá de su gravedad. La forma leve suele tratarse con lágrimas artificiales, generalmente aplicadas en forma de gotas, pero también se pueden aplicar como gel. Según la etiología de la enfermedad se podrán aplicar colirios tipo corticoides, aines o inmunosupresores como la ciclosprina A. También es posible el uso de derivados sanguíneos como el suero autólogo. El empleo de tapones lagrimales para evitar el drenaje de la lágrima es también un método habitual en el tratamiento del ojo seco.

Ojo Seco: Causas y Tratamiento
3 votes, 3.33 avg. rating (69% score)