La conjuntiva es una membrana delgada,  transparente, elástica y fuerte que recubre la cara interna de los párpados y la esclerótica (la parte blanca del ojo). Tiene una función protectora y defensiva, y, además, es imprescindible para proporcionar la lubricación que necesita la córnea.
En la conjuntiva hay una gran cantidad de vasos sanguíneos que pueden romperse, causando una pequeña filtración de sangre hacia la conjuntiva y la esclerótica (hemorragia subconjuntival). Esa pequeña cantidad de sangre puede ser la causa de que a veces en nuestros ojos aparezcan pequeñas manchas rojizas.


↓ Descarga la 

¿Por qué se puede producir esta hemorragia?

El origen de las hemorragias subconjuntivales puede ser muy variado. Los vasos sanguíneos de la conjuntiva se pueden romper por  un ataque de tos, un estornudo, un esfuerzo, cuando nos sonamos la nariz, cuando vomitamos o con cualquier otra acción de este tipo que aumente temporalmente la presión sanguínea provocando la rotura del vaso. La hemorragia subconjuntival también se puede producir cuando nos damos un golpe en los ojos o, incluso, cuando nos los frotamos con más energía de lo normal. Otras causas menos frecuentes son la diabetes o la hipertensión arterial.
La mayor parte de las veces, las manchas rojas desaparecerán con el paso del tiempo, pero si las hemorragias aparecen de forma recurrente o son muy excesivas, debemos acudir a nuestro oftalmólogo para descartar cualquier problema adicional.





ojos sanos todo el año




¿Por qué a veces aparecen pequeñas manchas rojas en el ojo?
17 votes, 3.47 avg. rating (69% score)