Según los datos recogidos por la Encuesta de discapacidad, autonomía personal y situaciones de dependencia del Instituto Nacional de Estadística (INE), cerca de un millón de personas en España padecen baja visión. Se considera que una persona tiene baja visión cuando sufre una reducción importante de su capacidad visual que no se puede corregir empleando gafas, lentes de contacto, tratamientos farmacológicos o cirugía. Esta situación, que puede tener su origen en diferentes patologías como la degeneración macular, la retinopatía diabética, la retinosis pigmentaria o el glaucoma, entre otras, lleva a que la persona con baja visión no pueda realizar algunas tareas de su vida cotidiana.  Aún así, cuando hablamos de baja visión no nos referimos expresamente a la ceguera, ya que las personas con baja visión suelen distinguir las formas y tienen posibilidades de seguir disfrutando de una vida normal gracias a los tratamientos específicos de rehabilitación visual y al uso correcto de ayudas visuales ópticas y no ópticas y electrónicas. De hecho, la Organización Mundial de la Salud considera que por cada persona ciega hay un promedio de 3,4 personas con baja visión.

shutterstock_144220603

Las ayudas visuales que emplean las personas con baja visión se dividen en:

  • Ayudas ópticas. Se trata de ayudas manuales o montadas en gafas que proporcionan el aumento según las necesidades de cada paciente: lupas, telescopios manuales, telescopios montados en gafas, microscopios, telescopios, telemicroscopios, filtros…
  • Ayudas no ópticas. Facilitan la lectura y se emplean para mejorar el contraste, el deslumbramiento y/o la postura. Son atriles, mesas abatibles, rotuladores, tiposcopios, papel de alto contraste, teléfonos con teclados grandes, relojes parlantes, monederos calibradores, etiquetadoras de voz…
  • Ayudas electro-ópticas. Se trata de tecnologías, entre los que se encuentran lupas-televisión, sistemas de realidad virtual o software para aumentar la imagen del ordenador. Existen dispositivos muy diversos  que se emplean para diferentes tareas, desde lupas electrónicas de bolsillo para ir a hacer la compra y leer la etiqueta de los productos, hasta grandes pantallas para leer libros o escribir cómodamente

¿Qué es la baja visión?
1 vote, 5.00 avg. rating (89% score)