La técnica LASIK se lleva empleando para la corrección de problemas refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo) desde el año 1991, pero ha evolucionado extraordinariamente gracias a la aplicación de láseres cada vez más avanzados y precisos. De hecho, la técnica LASIK sigue siendo el tratamiento de primera elección cuando una persona quiere decir adiós a las gafas y lentillas gracias a que, además de ser una técnica sencilla, poco invasiva y segura, permite una rápida recuperación visual, de tal manera que el paciente podrá desarrollar una vida normal viendo perfectamente a las pocas horas de la intervención.

Antes de la cirugía
Uno de los pilares del éxito de la cirugía LASIK es que el oftalmólogo realiza una selección previa del paciente antes de la operación durante una primera consulta.
En general, los requisitos para ser candidato a la cirugía LASIK son:
–    Ser mayor de 18 años.
–    Que el problema visual (miopía, hipermetropía, astigmatismo) se haya mantenido estable, al menos, durante el último año.
–    Disfrutar de una buena salud visual independientemente del problema refractivo.
–    Tener menos de 12 dioptrías de miopía y menos de 6 dioptrías de hipermetropía y/o astigmatismo. Estos valores deberán ajustarse a cada caso concreto.
–    En el caso de las mujeres, no estar embarazadas ni estar dando el pecho.
Para determinar si el paciente es candidato a la cirugía LASIK el equipo médico analizará su agudeza visual y su graduación, medirá su presión intraocular y valorará la estructura y espesor de la córnea. Además, el oftalmólogo le realizará un estudio completo del ojo con el que decidirá qué técnica es más adecuada para el paciente.
Durante la cirugía
La técnica LASIK tiene tres características básicas.
–    Es una cirugía ambulatoria, que no requiere ingreso y que se realiza con anestesia tópica (sin gotas). El paciente está despierto y consciente durante todo el proceso.
–    Es una intervención muy rápida que dura unos 10 minutos.
–    Es un proceso muy cómodo para el paciente, que únicamente notará una sensación de leve presión en el ojo.
Después de la cirugía
Después de un breve periodo de reposo de una media hora, el paciente podrá volver a casa por su propio pie. En el caso de la cirugía LASIK la recuperación visual suele ser muy rápida y en sólo unas horas el paciente podrá recuperar su vida normal viendo perfectamente y sin necesidad de usar gafas o lentillas.

Técnica Lasik

 

Técnica LASIK: todo lo que debes saber paso a paso
1 vote, 5.00 avg. rating (89% score)