DMAE

Icono DMAE

Degeneración Macular Asociada a la Edad

La DMAE es una enfermedad del ojo ocasionada por la degeneración, daño o deterioro del área macular.

¿QUÉ ES Y CUÁLES SON SUS CAUSAS?

La DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad) es una enfermedad del ojo ocasionada por la degeneración, daño o deterioro del área macular, encargada de la visión central, y que puede aparecer a partir de los 50 años. La mácula ocular es una pequeña área de la retina que nos permite ver con claridad los detalles pequeños y finos. Cuando la mácula no funciona correctamente, el paciente experimenta vista nublada u oscuridad en la parte central de la visión. La degeneración macular afecta tanto a la visión cercana como a la visión lejana y puede provocar que algunas actividades, como enhebrar una aguja o leer, resulten difíciles o imposibles de realizar.

Tradicionalmente se ha dicho que existen dos tipos de degeneración macular asociada a la edad, la seca o atrófica y la húmeda o exudativa.

La forma seca o atrófica se debe al envejecimiento y adelgazamiento de los tejidos de la mácula y provoca alteraciones en el epitelio pigmentario (capa de células ubicadas en la parte exterior de la retina), que conducen a la destrucción de la mácula.

La DMAE húmeda o exudativa suele presentar un diagnóstico visual menos optimista que la forma seca. El paciente puede llegar a perder la agudeza visual de una forma rápida, en pocos meses. La degeneración macular húmeda se produce al formarse vasos sanguíneos anormales (neovasos) en la parte posterior del ojo que dejan escapar fluido o sangre y que ocasionan que la visión central se vuelva borrosa.

En un 90% de los casos la DMAE es seca. Este tipo de DMAE tiene una evolución más lenta y su tratamiento se basa en que el paciente tome antioxidantes específicos para la mácula que retrasan la evolución de la enfermedad.

La persona que padece esta enfermedad puede comenzar a perder agudeza visual, sobre todo en la visión central. A los pacientes con DMAE les resulta muy difícil leer, no son capaces de percibir las formas definidas y ven las líneas torcidas. En definitiva, la Degeneración Macular Asociada a la Edad provoca una reducción de la calidad de vida del paciente afectando a su día a día.