PRK/LASEK

¿QUÉ SON LAS TÉCNICAS DE SUPERFICIE: PRK/LASEK?

La operación con técnicas de superficie (PRK/Lasek) consiste en la separación del epitelio, que es la capa más superficial de la córnea, empleando una solución especial alcohólica (en este caso no se realiza un flap corneal). A continuación, se aplica el láser Excímer para corregir la curvatura de la córnea y eliminar las dioptrías del problema de la refracción (miopía, hipermetropía y/o astigmatismo).

El oftalmólogo vuelve a situar en su lugar el epitelio (en el caso de la técnica LASEK, no si se aplica la técnica PRK) y coloca una lentilla protectora externa que el paciente llevará durante unos días.

La operación dura aproximadamente 10 minutos y, al igual que la técnica LASIK, se lleva a cabo con anestesia tópica (gotas). La recuperación de la visión cuando el oftalmólogo ha aplicado una técnica de superficie será progresiva.

¿QUÉ VENTAJAS OFRECEN?

Las técnicas de superficie (PRK/Lasek) ofrecen múltiples ventajas desde el punto de vista del paciente que quiere liberarse de las gafas y lentillas:

Son técnicas de cirugía refractiva con láser Excímer poco agresivas.

Tras la intervención, se consigue una muy buena calidad visual.

Se pueden corregir graduaciones altas en córneas relativamente finas.

Son procedimientos aconsejados para personas que practican deportes de contacto.

¿QUIÉN PUEDE SER CANDIDATO?

Las técnicas de superficie (PRK/Lasek) se suelen aplicar en los siguientes casos, aunque todo dependerá de las características de cada paciente, que deben ser analizadas por el oftalmólogo en una primera consulta preoperatoria:

En pacientes con poco grosor corneal para el problema refractivo que padecen.

En pacientes con tendencia a padecer ojo seco.

En el caso de deportistas profesionales o personas que practiquen deportes de contacto.

Y otros casos por indicación del oftalmólogo.

RECIBE INFORMACIÓN SOBRE NUESTRAS PROMOCIONES