PRK/LASEK

La operación con técnicas de superficie (PRK/LASEK) consiste en la separación del epitelio, que es la capa más superficial de la córnea, empleando una solución especial alcohólica. A continuación, se aplica el láser Excímer para corregir la curvatura de la córnea y eliminar el defecto refractivo (miopía, hipermetropía y/o astigmatismo).

El oftalmólogo vuelve a situar en su lugar el epitelio (en el caso de la técnica LASEK, no si se aplica la técnica PRK) y coloca una lentilla protectora externa que el paciente llevará durante unos días.

La operación dura aproximadamente 10 minutos y, al igual que la técnica LASIK, se lleva a cabo con anestesia tópica (gotas). La recuperación de la visión cuando el oftalmólogo ha aplicado una técnica de superficie será progresiva.