Contacto

NOTA
DE PRENSA

Salud visual y fracaso escolar

 

 

SALUD VISUAL Y FRACASO ESCOLAR

 

LOS PROBLEMAS VISUALES SON RESPONSABLES DE HASTA UN 30% DE LOS CASOS DE FRACASO ESCOLAR

 

Las revisiones oftalmológicas periódicas desde la infancia son determinantes para detectar y solucionar defectos en la visión que afectan al rendimiento escolar

 

Madrid, 2 de septiembre de  2015. Según han constatado diferentes estudios, hasta un 30% de los casos de fracaso escolar en España tienen su origen en problemas visuales. Una cifra que, para el Dr. Fernando Llovet, Director Médico de Clínica Baviera, “es demasiado alta ya que la mayoría de los defectos oculares que afectan al rendimiento de los escolares, pueden diagnosticarse en revisiones oftalmológicas sencillas y ser atajados en una fase inicial ".

 

Uno de cada cuatro menores en edad escolar presenta problemas visuales –el estrabismo, la hipermetropía, la miopía y el ojo vago son las dolencias más comunes-,  y la actuación de cuidadores, docentes y padres resulta determinante a la hora de detectarlos a una edad temprana y evitar así que afecten al rendimiento escolar. El Dr. FernandoLlovet, advierte de que se ha de acudir al oftalmólogo si se observa alguno de los siguiente síntomas: “En recién nacidos y lactantes, cuando se detecte una decoloración excesiva en la pupila, tendencia a torcer los ojos o movimientos visuales rápidos y rítmicos; en niños algo más mayores, al detectar que el menor cierra un ojo o tuerce la cabeza al mirar algo con atención, cuando presente enrojecimiento ocular con frecuencia y dolores de cuello y/o cabeza al finalizar el día”.

 

Asimismo, resulta conveniente mantener una rutina de revisiones oftalmológicas aún cuando no se observe ninguna anomalía aparente, ya que "detectar cualquier defecto de forma temprana facilitará su corrección y permitirá un rendimiento satisfactorio en clase", apunta el Dr. Llovet. Hasta los tres años, el pediatra será el responsable de vigilar la evolución de los ojos del niño. Entre los tres y los cuatro años, momento en que empieza a mostrar una mayor interacción y colaboración con el entorno, es un buen momento para realizar una primera visita al oftalmólogo, que debería repetirse antes de los 6 años, momento aproximado en el que finaliza la maduración del sistema visual.

 

 

 

 

02/09/2015