INSTITUTO DE LA RETINA

IER BAVIERA

Cerca de 5 millones de personas en España se encuentran en riesgo de padecer ceguera por enfermedades de la retina. Muchas patologías retinianas están relacionadas con la edad y el envejecimiento de la población está provocando que aumente su prevalencia.

En este contexto, y con el objetivo de ofrecer un servicio de oftalmología integral, Clínica Baviera, un centro de referencia en España y en Europa, ha potenciado su Unidad de Retina, denominada IER Baviera (Instituto Europeo de la Retina Baviera).

En Clínica Baviera queremos hacer la vida más fácil a todos aquellos que padecen cualquier tipo de problema oftalmológico ofreciendo un servicio integral en este ámbito. Por esta razón, hemos apostado por nuestra Unidad de Retina con la incorporación de algunos de los mejores especialistas en el área de Retina y Vítreo.

De este modo, nuestra Unidad de Retina (denominada IER Baviera) está integrada por un equipo de profesionales especialistas en Polo Posterior, pasa a ser una de las más punteras de España.

Uno de los objetivos de IER Baviera es fomentar la prevención y el diagnóstico precoz de las enfermedades de la retina, ya que estos dos factores mejoran el pronóstico de este tipo de patologías que, de no ser tratadas a tiempo, pueden llegar a causar severas pérdidas de visión o, en los casos más graves, ceguera.

Existen una serie de factores que condicionan la posible aparición de estas patologías:

  • La edad.
  • Padecer otras enfermedades, como la diabetes, la alta miopía o la hipertensión arterial.
  • La predisposición genética.
  • Factores ambientales, como el consumo de tabaco o la sobreexposición a la luz solar.

Los síntomas más habituales de estas patologías son:

  • Visión borrosa
  • Mayor sensibilidad a la luz o aparición repentina de destellos luminosos o cuerpos flotantes (moscas).
  • Las líneas rectas pueden aparecer torcidas, inclinadas o desaparecer en algún punto.
  • Dificultades para percibir los detalles.
  • Aparición de sombras o áreas de visión perdidas.

Si sufre alguno o varios de estos síntomas, un oftalmólogo especializado en retina debe realizarle cuanto antes un examen oftalmológico completo. Las enfermedades de la retina suelen avanzar rápidamente por lo que resulta fundamental detectarlas y tratarlas a tiempo. Los especialistas recomiendan revisiones periódicas a partir de los 50 años y antes de esta edad si el paciente pertenece a un grupo de riesgo (personas con diabetes, alta miopía o hipertensión arterial o pacientes con antecedentes familiares de problemas de retina).