Icono Entropión

XANTELASMAS

Los xantelasmas palpebrales son lesiones benignas o levantamientos grasos que surgen a modo de placas o nódulos amarillentos y que están situados alrededor del párpado, sobre todo en la zona cercana al lagrimal (cerca de la nariz en el denominado canto medial). Estas lesiones se sitúan en las capas superficiales y medias de la piel y no suelen afectar a la órbita del ojo. Los xantelasmas pueden estar presentes tanto en el párpado inferior como en el párpado superior y es habitual que surjan en los dos ojos a la vez (suelen ser bilaterales). Cuando aparecen en otras áreas de la piel fuera de las proximidades del ojo se denominan xantomas.

Es importante establecer una diferencia entre los xantelasmas y otro tipo de lesiones que pueden aparecer alrededor de los párpados, como los quistes o los siringomas.

Causas de los xantelasmas

Habitualmente, la aparición de los xantelasmas en un paciente se suele asociar a trastornos de tipo metabólico, como la hipercolesterolemia (colesterol alto), la diabetes y la cirrosis biliar. También pueden detectarse en jóvenes que han heredado el problema de la hipercolesterolemia (hipercolesterolemia familiar). Sin embargo, también pueden aparecer en individuos con índices de colesterol normales y se manifiestan exclusivamente como acumulaciones de sustancias lipídicas (grasa) en uno o ambos ojos. En este caso, el médico deberá buscar otras posibles causas del problema.

Síntomas de los xantelasmas

Los xantelasmas no suelen provocar ningún tipo de síntoma, salvo las consecuencias puramente estéticas: en general, los pacientes con estas lesiones suelen tener aspecto de cansados.

Tratamiento de los xantelasmas

Existen diferentes alternativas de tratamiento que el médico recomendará al paciente en función de sus características personales. Además del tratamiento para la consecuencia estética de los xantelasmas, es importante conocer su causa y, en su caso, tratar el problema que los generó.

Es relativamente frecuente que los xantelasmas vuelvan a aparecer después de ser extirpados.

  • Cirugía. Este procedimiento se suele emplear cuando las lesiones aparecen en los párpados superiores, ya que resulta más sencillo ocultar las cicatrices y hay más piel disponible. Es una intervención breve que realiza con anestesia local y de forma ambulatoria (sin ingreso). Existen diferentes tipos de intervenciones quirúrgicas para eliminar los xantelasmas en función de la forma y tamaño de la lesión.
  • Tratamientos con láser y peelings. Habitualmente, este tipo de tratamientos se emplean cuando las lesiones no son muy importantes.