Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Beneficios del zumo de cereza para nuestra salud visual

El zumo de cereza, además de ser una rica bebida, posee ciertas propiedades que pueden ayudarte a cuidar y mantener tu salud visual. ¿Quieres saber cuáles son? Seguro que en más de una ocasión has comido cerezas, un fruto pequeño y redondo, de color rojo oscuro y con pipo. ¿Estamos en lo cierto? La cereza es un fruto de verano. Su recolección suele hacerse durante los meses de julio y agosto, por lo que son los únicos meses en los que puedes disfrutar de su sabor en su máximo esplendor.

New Call-to-action

Beneficios del zumo de cereza

Son múltiples los beneficios que se le otorgan a la cereza, algunos de ellos relacionados de manera directa con la salud visual. Por ejemplo:

  • La cereza es rica en vitamina A, una vitamina que ayuda a reducir la pérdida de agudeza visual, protege la retina y minimiza las opciones de desarrollar enfermedades como las cataratas.
  • Contiene vitamina C y E. Estas vitaminas ayudan a evitar enfermedades relacionas con el cristalino y la retina, además de la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).
  • Según algunos estudios realizados por la Universidad de Extremadura, ayuda a conciliar el sueño gracias a su contenido en melatonina y serotonina. Ya sabes que dormir es un hábito esencial para el cuidado de tu salud visual.

Además, las cerezas contienen antioxidantes, por lo que previenen el envejecimiento prematuro de las células y protegen al corazón, ayudando a prevenir problemas cardíacos.

Cerezas, grosellas y vasos de zumo

3 recetas de zumo de cereza

¿No se te ocurre ninguna receta para tomar zumo de cereza? No te preocupes, nosotros te proponemos tres ideas cargadas de vitaminas para ayudarte a mantener tu salud física y visual. ¿Te animas a probarlas?

  1. Zumo de naranja y cerezas

Ingredientes

  • 10 naranjas
  • 300 gramos de cerezas
  • 1 limón

Elaboración

Corta por la mitad y exprime las 10 naranjas. Realiza la misma operación con el limón. Quítale los huesos a las cerezas y bátelas. Cuela el zumo para no dejar grumos.

A continuación mezcla los tres zumos, el de la naranja, el limón y el de cereza.  Si te parece que está un poco ácido, puedes añadirle unas cucharadas de azúcar moreno.

2. Zumo de cereza y fresa

Ingredientes

  • 300 gramos de fresas
  • 300 gramos de cerezas
  • 1 vaso de agua
  • Menta

Elaboración.

Lava las fresas, córtales el rabo y pícalas en trozos. A continuación, lava las cerezas, quítales el hueso y mételas en un recipiente ancho junto con las fresas. Con una batidora mezcla los dos ingredientes hasta obtener un jugo homogéneo.

Añade a la mezcla el agua y pasa todo el líquido por un colador para eliminar las pieles de la cereza y las semillitas de las fresas. Por último, añade la menta.

Si te gusta, puedes incorporar a la mezcla otros frutos rojos, como grosellas, moras o arándanos.

3. Zumo de cereza, piña y sandía

Ingredientes

  • 1 sandía
  • 1 piña
  • ½ kilo de cerezas
  • Hojas de menta

Elaboración:

Quítale a la sandía las pepitas y la cascara y córtala en taquitos. Pela y corta la piña y, por último, quítale los huesos a las cerezas.

Introduce todas las frutas en un soporte, una jarra o bol grande, y mézclalo bien con la batidora. Puedes colar la mezcla para que te quede un zumo ligero y aguado, sin tropezones. Por último, añade a la mezcla unas hojas de menta. ¡Ya tienes un rico zumo de cerezas listo para tomar!

Como ves se trata de recetas sencillas, rápidas y muy nutritivas. ¿Se te ocurre alguna otra receta?

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario