Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

4 cambios de alimentación y estilo de vida para mejorar la salud de tus ojos

Unos simples cambios en nuestro estilo de vida nos pueden servir para mejorar nuestra salud general y, a partir de ese punto, también la de nuestros ojos. Con el paso de los años, nuestros órganos y sentidos se resiente en mayor o menor medida. Esto es en cierta manera inevitable, pues forma parte de ciclo de la vida. Sin embargo, una buena alimentación, no fumar y hacer ejercicio moderado puede retrasar los síntomas del envejecimiento.


Descarga la guía:

Primer cambio: comer mejor

Cambiar las grasas saturadas presentes en la bollería industrial y los alimentos precocinados por las frutas y verduras es una de las cuestiones claves para llevar una dieta equilibrada. En realidad se puede comer de todo, pero en su justa medida. Una dieta semanal compuesta por tres o cuatro raciones de carne y pescado, dos de hidratos (arroz, pasta), algunos lácteos y verdura y fruta a diario, nos asegura un equilibrada ingesta de las vitaminas y los nutrientes necesarios para nuestro organismo.

Mujer morena comiéndose una ensalada

Segundo cambio: practicar deporte

Hay que huir del sedentarismo, que es una de la causas de sobrepeso y otros problemas de salud. Practicar ejercicio de forma regular es fundamental para estar bien en el plano físico y el mental. Entre los muchos beneficios del deporte cabe destacar:

  • Mejora la resistencia física.
  • Regula la tensión arterial.
  • Ayuda a mantener la densidad ósea en unos niveles correctos.
  • Sirve para combatir el colesterol y la hipertensión.
  • Aumenta el tono muscular.
  • Mejora la flexibilidad y movilidad de las articulaciones.
  • Previene muchas enfermedades, como las cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.
  • La práctica de alguna disciplina deportiva es muy buena para combatir la ansiedad y la depresión, mejorar la autoestima y fortalecer el carácter.

Tercer cambio: dejar los malos hábitos

Si a una buena alimentación y hacer ejercicio le sumamos dejar totalmente el tabaco y minimizar el consumo de alcohol, estamos logrando el tridente perfecto para tener una buena salud y retrasar los síntomas del envejecimiento en la vista y el resto del cuerpo.

La nicotina y otras sustancias nocivas presentes en el el tabaco son fatales para, por ejemplo, la respiración, siendo responsable de muchos cánceres de pulmón. Eso lo sabe casi todo el mundo. Pero muchos desconocen que también perjudica a la retina, siendo la causante de muchas enfermedades y anomalías de la misma.

Cuarto cambio: ir con más frecuencia al médico

Aunque nos encontremos bien, es fundamental someternos a revisiones de salud general y oftalmológicas de forma periódica para poder detectar a tiempo cualquier enfermedad o anomalía. Asimismo, debemos seguir los consejos de nuestro oftalmólogo sobre la forma idónea de prevenir y, en su caso, corregir los defectos visuales.

Para terminar, recalcar que una comida sin exceso de grasas, así como evitar el tabaco, el alcohol y un excesivo sedentarismo son fundamentales para mantener los niveles de colesterol y eliminar la hipertensión arterial, lo que es fundamental para mantener una óptima circulación de la sangre en el globo ocular.


¿Por qué veo mal?

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario