Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Las soluciones preventivas y quirúrgicas para la caída de párpados

La caída de párpados, en especial de los superiores, es una de las consecuencias más notables y visibles del envejecimiento en el rostro. El problema es que con el paso del tiempo se pierde tono muscular y los párpados, al estar más flácidos, tienden a caerse. Las consecuencias son un rostro menos atractivo y más envejecido.

Aunque sea un efecto normal provocado por el paso de tiempo, intensificado en algunas personas por factores genéticos, existen algunas soluciones para, cuanto menos, mitigarlo o retrasarlo.

En cualquier caso debemos distinguir entre acciones o consejos de carácter preventivo y tratamientos quirúrgicos, que en realidad son la única solución realmente efectiva cuando ya se ha producido el descolgamiento de los párpados.

New Call-to-action

Los factores de prevención

La piel de alrededor de los párpados es especialmente frágil, por este motivo es importante cuidarla al máximo extremando las medidas higiénicas, con una buena hidratación y también con cuestiones de salud general, como llevar una buena alimentación y descansar adecuadamente.  Por otro lado, la realización de ejercicios específicos para los párpados puede ser de gran ayuda para tonificarlos y mantenerlos tersos.

En resumen, estos son los factores de prevención para evitar o retrasar las caída de párpados:

  • Mantener una buena higiene de la piel es fundamental par evitar que esta se estropee y envejezca prematuramente. En el caso de la piel de los párpados se deben extremar las precauciones, puesto que es la zona más delicada y frágil del rostro. Mención aparte merece el maquillaje: en caso de que lo utilices debes quitar con mucho cuidado los restos de pintura que puedan quedar alrededor de los ojos, ya que a la larga afectan a la calidad de nuestra piel. Las sustancias químicas presentes en las sombras de ojos y otros cosméticos pueden contribuir a una caída prematura de los párpados.
  • Hidrata bien tus párpados. Para ello utiliza un producto adecuado  para tu tipo de piel.
  • Protégete del sol con una buena protección solar y gafas de sol de calidad, ya que los rayos UVA aceleran el proceso de envejecimiento.
  • Alimentarse correctamente y dormir el tiempo necesario y con calidad son dos de las mejores recomendaciones para retrasar los efectos del paso del tiempo en nuestro organismo, salud general y aspecto estético.
  • Existen ejercicios específicos para mantener fuertes y tonificados los músculos de los párpados. Son muy sencillos, pero hay que tener la constancia de practicarlos a diario: abrir y cerrar los ojos, moverlos en el sentido de las agujas del reloj, presionar las cejas…

Mujer con ojos verdes preparándose para cirugía

La solución quirúrgica: la blefaroplastia

La blefaroplastia es una cirugía de tipo ambulatorio, rápida y con pocas molestias para el paciente que consiste en corregir el exceso de piel y las bolsas de grasa cuando ya se han producido.

Los dos tipos de blefaroplastia

La cirugía de párpados consiste, básicamente, en extirpar la piel sobrante y restaurar la tensión de los músculos de los ojos, así como extirpar bolsas de grasa en caso necesario. Este proceso se puede realizar de dos formas distintas:

  • Por vía externa. Se realiza una pequeña incisión debajo de las pestañas, que luego se cierra mediante una sutura muy fina, a través de la cual se extraen las bolsas de grasa.
  • Por vía interna (transconjuntival). Consiste en un pequeño corte en el interior del párpado, por lo que no se produce ningún tipo de herida externa.

Los dos tipo de blefaroplastia son muy apreciados por los pacientes, puesto que los resultados suelen ser muy satisfactorios y, en realidad, es la única solución realmente efectiva contra los efectos estéticos, y a veces de calidad visual, del envejecimiento de los párpados.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario