Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Colirio de ojos: qué tipos existen

Rate this post

Uno de los medicamentos más usados a la hora de tratar enfermedades o molestias oculares es el colirio de ojos. A grandes rasgos, un colirio de ojos es un medicamento líquido que se administra directamente sobre el ojo y que, según el tipo de síntomas o enfermedad que se quiera tratar, tendrán una formulación u otra.

New Call-to-action

Qué es un colirio de ojos

Un colirio de ojos es un medicamento líquido que se vende en farmacias y que sirve para tratar las enfermedades o molestias de los ojos. Se pueden presentar en diferentes formatos, desde pequeños recipientes a unidades monodosis. Su aplicación se lleva a cabo de forma controlada mediante gotas que se aplican directamente sobre el ojo.

Existen diferentes tipos de colirios y, según el tipo de patología que se quiera tratar, podremos encontrarlos de un tipo u otro. De hecho, la variedad de colirios que se puede encontrar actualmente en las farmacias es bastante grande, lo que permite encontrar el medicamento perfecto para cada paciente.

Qué tipos de colirios existen

A grandes rasgos, los colirios de ojos se pueden dividir en dos grandes tipos: los que se venden sin receta y los que no.

  • Colirios que se venden sin receta

Se trata de colirios que se pueden adquirir directamente en la farmacia sin necesidad de que hayan sido prescritos por un médico. Estos colirios están indicados en dos casos principales. Por un lado, podemos encontrar los colirios para la irritación de ojos. La irritación de los ojos se suele manifestar como picor y enrojecimiento de los ojos. No suele ser un problema muy importante para los ojos. Sin embargo, gracias al uso de estos colirios, se reduce el enrojecimiento y el picor. Suelen ser muy útiles cuando se está en ambientes con humo, ambientes con frío o viento, o cuando se pasa muchas horas delante de las pantallas.

Por otro lado, dentro de los colirios que se venden sin receta, también podemos encontrar las denominadas lágrimas artificiales. Este es un tipo de colirio que está indicado para un uso más continuado en lugar de hacerlo en momentos puntuales. Este tipo de colirio está indicado para personas que sufren de ojo seco. Es decir, personas que no producen la suficiente lágrima como para lubricar suficiente el ojo, ya sea por la cantidad o la calidad de la propia lágrima. En este caso, este tipo de colirio de ojos ayuda a la lubricación del ojo, lo que suele ser necesario a partir de cierta edad, cuando el ojo empieza a producir una lágrima de menor calidad de forma natural.

  • Colirios que se venden con receta

Por otro lado, además de los colirios que se venden sin receta, también podemos encontrar los que deben ser recetados por un médico. Este tipo de colirios se suele caracterizar porque llevan algún tipo de antibiótico o antiinflamatorio, lo que hace que estén formulados para el tratamiento de ciertas enfermedades, como por ejemplo la conjuntivitis.

Hombre joven echándose colirio en los ojos

Aspectos importantes a tener en cuenta en el uso de un colirio de ojos

El uso de un colirio de ojos es muy habitual. No debemos olvidar que, tanto en el caso de los que están destinados al tratamiento de enfermedades como los que están formulados para un uso diario, se trata de medicamentos. Por ello, es muy importante que debamos cuidar una serie de aspectos generales para hacer un uso correcto de ellos, lo que al final beneficiará directamente a nuestra salud.

Como norma general, hay que tener en cuenta que los colirios no deben compartirse con otras personas. Esto se debe a que hacerlo podría ser causa de infecciones, ya que el colirio podría ser portador de gérmenes una vez que ha sido usado por un paciente. Así mismo, también hay que tener en cuenta que este tipo de medicamentos tiene una vida útil concreta. Lo más común es que, una vez que un colirio haya sido abierto, no deba usarse más allá de un mes, ya que sus propiedades y esterilidad se verían comprometidas. Así mismo, siempre es muy importante leer detenidamente el prospecto adjunto en cada caso, que será donde encontraremos las particularidades de cada tipo de colirio, así como las instrucciones y otras recomendaciones para un uso adecuado y seguro.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario