Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Cómo limpiar las lentes de contacto de forma correcta

Las lentes de contacto, también conocidas como lentillas, son una de las formas de corrección de los problemas de refracción más comunes. Sin embargo, las personas que utilizan lentes de contacto deben ser especialmente cuidadosas con su higiene, ya que, de lo contrario, podrían llegar a convertirse en un foco de infecciones para los ojos. Si quieres saber cómo limpiar las lentes de contacto de forma correcta sigue leyendo y te lo contamos. 

La importancia de extremar la higiene cuando se usan lentillas

Las lentillas se colocan directamente sobre la pupila y, gracias a la graduación correspondiente, corrigen los problemas refractivos del paciente. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, debido precisamente a que están en contacto directo con el ojo, pueden ser un medio de transmisión de virus o bacterias si no se limpian y conservan correctamente. 

Por ello, las personas que utilicen lentes de contacto deberán cuidarlas adecuadamente si quieren evitar enfermedades infecciosas relacionadas con los ojos, como por ejemplo puede ser la conjuntivitis

New Call-to-action

Cómo limpiar las lentes de contacto de forma correcta y segura

Lo primero que hay que tener en cuenta cuando nos preguntamos sobre cómo limpiar las lentes de contacto es el tipo de lente de que se trata. En el caso de que sean lentes de contacto de uso diario, la higiene podrá limitarse a nuestras propias manos antes de abrir el estuche individual y colocar la lentilla en el ojo. Después de su uso, la lentilla se retirará y se eliminará, por lo que no será necesario realizar ningún tipo de mantenimiento o cuidado adicional. 

Por el contrario, en el caso de que las lentes de contacto que se usen sean reutilizables, será fundamental que su manipulación se lleve a cabo de forma correcta y con los materiales adecuados para su correcta higiene y desinfección. Los pasos a seguir para limpiar las lentillas reutilizables deberán ser los siguientes:

  1. Limpiar las manos con agua y jabón antes de empezar el proceso de limpieza. 
  2. A continuación, se sacará la lentilla del estuche (donde permanece en una solución líquida desinfectante) y se colocará en la palma de la mano. Añadiendo un poco de solución líquida desinfectante fresca (no se debe utilizar la misma solución que ya está en el estuche), se frota ligeramente con la yema del dedo cada uno de los lados de la lentilla. 
  3. Una vez que haya sido limpiada, se enjuaga con nueva solución líquida desinfectante. Se vacía la solución líquida desinfectante presente en el estuche y, después de añadir la nueva, se introduce la lentilla en el estuche. 
  4. Este proceso se repetirá con la otra lentilla. 

Qué es la solución líquida desinfectante

La solución líquida desinfectante (lo que comúnmente suele denominarse como “líquido de lentillas”) es un producto formulado de forma específica para que ayude a conservar correctamente la lentilla en su interior y, lo que es igual de importante, que asegura la desinfección de la misma de virus y bacterias. De esta forma, cuando se hace uso de las lentes de contacto, se evita que estas se conviertan en un foco de contagio de posibles infecciones oculares. 

Qué pasa si se echa agua a las lentes de contacto 

Uno de los problemas relacionados con las lentillas o lentes de contacto es usar agua para su conservación en lugar de hacerlo con la conveniente solución de líquido desinfectante. Esto implica que, en el momento de usar las lentillas, estas no estarán correctamente desinfectadas y, en consecuencia, podrán facilitar la transmisión de gérmenes a la superficie del ojo. 

Debido a esto, en el caso de que no se disponga de solución líquida desinfectante para lentillas, es mejor prescindir del uso de las lentes de contacto. En su lugar, será mejor utilizar otras alternativas como las gafas, al menos, hasta que se puedan conseguir lentillas que garanticen un uso seguro para la salud de nuestros ojos. 

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario