Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

El porcentaje de miopes se ha duplicado en las últimas décadas

Pese a que la mayoría de expertos coinciden en que la miopía, como el resto de defectos de la refracción (hipermetropía y astigmatismo), tienen un componente y una causa básicamente genética, también es cierto que, en las últimas décadas, se ha producido un aumento del  número de personas miopes en todo el mundo.

Mujer de pelo rizado y jersey blanco durante una consulta de oftalmología

Es evidente que el número de miopes se ha incrementado en los últimos años de forma notable, y en algunas regiones del mundo, como Asia Oriental, este hecho se considera poco menos que una “epidemia”, tal y como señala la revista Nature.

Centrándonos en datos concretos, en China, el número de miopes alcanza, hoy en día, el  90% de la población, cuando hace 50 años no llegaba al 20%. En Corea del Sur, el dato es aún más alto:  el 96,5%.

En otras zonas del mundo, como por ejemplo los EEUU, sin llegar a estos datos tan espectaculares, observamos también un aumento de más del 16% de personas miopes desde los años 70, pasando de un 26 al 41,6% actual. En España, según datos de 2013 publicados por la Federación Española de Asociaciones del Sector Óptico España, se cifra en 25 millones el número de  personas que utilizan gafas o lentes de contacto.

Descarga la guía:

A qué es debido este aumento

Explicado de un modo simple, la miopía se produce cuando el globo ocular es más largo de lo normal. En ese caso, la imagen no se forma en la retina, sino delante de la retina, por lo que al cerebro llega una imagen borrosa.

Siempre se ha apuntado a la genética como principal causa de este defecto de la refracción, aunque se barajan algunos factores ambientales que pueden actuar como desencadenantes de la miopía.

Los partidarios de esta teoría sostienen que pasar demasiado tiempo expuestos la luz artificial durante la edad de crecimiento puede favorecer la aparición de la miopía. Esto significa que hábitos como estar demasiado tiempo en casa estudiando o jugando al ordenador o la consola podrían actuar como contextos favorecedores de la aparición de la miopía.

Esta teoría viene reforzada por algunos estudios realizados en China, que señalan que los escolares de clase baja tienen mejor visión que los de clase media. El motivo podría ser que, al tener menos recursos, pasan más tiempo al aire libre, utilizan más la pizarra tradicional en clase (en vez de  la digital) y no tienen acceso, o este es mucho más limitado, a ordenadores y consolas.

Tampoco puede olvidarse que, detrás del aumento de las personas diagnosticados de miopía, hipermetropía y astigmatismo, está la generalización de las revisiones oculares, que además son mucho más precisas. Hace unos años era habitual que muchas personas no llevasen gafas, pese a necesitarlas, simplemente por no haber sido diagnosticadas. Una circunstancia muy común en los países pobres o con un incompleto nivel de desarrollo.

De seguir esta proporción, algunas instituciones, como el Instituto para la Visión Brien Holden, en Sidney (Australia), consideran que a finales de la presente década un tercio de la población mundial podría sufrir, en mayor o menor grado, problemas de miopía.





¿Por qué veo mal?




No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario