Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Fotoqueratitis: el peligro de los rayos ultravioleta

La fotoqueratitis, también conocida como fotoconjuntivitis, es una enfermedad ocular producida por una exposición excesiva a los rayos ultravioleta (UV), ya sea por la acción directa del sol o por el reflejo de este sobre la nieve o hielo, arena o agua. 

Efectos y consecuencias de la fotoqueratitis

Esta enfermedad provoca un efecto similar a una quemadura solar en el interior del ojo, afectando principalmente a la córnea, que es la estructura del ojo que posibilita el paso de la luz que proviene del exterior, actuando como  protección del iris y el cristalino.

New Call-to-action

¿Qué se nota cuando se sufre una fotoqueratitis? El principal síntoma es un dolor muy intenso, pudiendo ocasionar, en los casos más graves, y sobre todo en las personas en las que se produce un efecto acumulativo, daños en la retina o cataratas.

Otros síntomas relacionados con estas quemaduras del interior del ojo son: dolor ocular, enrojecimiento, hinchazón, lagrimeo, conjuntivitis, sensación de tener arena dentro de los ojos y disfunciones de la vista como: visión borrosa, sensibilidad a las luces brillantes y, en los casos más graves, hasta pérdida temporal de visión.

Chica en la nieve con gafas de sol

La fotoqueratitis es una enfermedad ocular que suele desarrollarse en tres fases:

  1. La primera etapa se caracteriza por ligeras distorsiones visuales: es como si una fuente potente de luz nos deslumbrara. En esta fase todavía no se ha producido lesión ocular.
  2. La segunda fase se caracteriza por problemas visuales más importantes como fotofobia y sensación de cuerpo extraño o arenilla en el ojo. Aquí ya empieza a haber afectación de la córnea.
  3. En la tercera y última fase, la córnea ya está dañada y se caracteriza por un fuerte escozor de ojos e incluso dolor, que puede llegar a ser muy intenso. En sus casos más graves, puede haber afectaciones importantes de la retina.

Ceguera de la nieve: una variante bastante común de la fotoqueratitis

Los efectos de los rayos UV pueden producirse directamente por los rayos del sol sobre los ojos o, de forma secundaria, por el reflejo de este sobre la nieve o el hielo. Es importante considerar que, aunque sea indirecto, los efectos nocivos del reflejo del sol en nuestros ojos pueden ser igual e incluso más intensos.

En regiones de los extremos norte y sur del planeta y en las montañas de mucha altura, donde el aire pierde densidad y ofrece menos protección contra  los rayos UV, es habitual que se produzcan casos graves de fotoqueratitis si no se toman precauciones.

Un problema adicional de las zonas de alta montaña o con abundante hielo y nieve, donde se producen temperaturas extremadamente frías, es el congelamiento de las superficie de la córnea, que también puede producir síntomas similares a los de la fotoqueratitis. Este problema se presenta , por lo general, en  esquiadores o personas que practican el montañismo u otros deportes de invierno.

Diagnóstico y tratamiento de la fotoqueratitis

Un especialista puede establecer un diagnóstico de una fotoqueratitis a partir de los síntomas explicados por el paciente y sus respuestas en relación a las actividades que ha realizado recientemente. Un examen de los ojos, posiblemente ayudado de un contraste de fluoresceína, le va a permitir determinar con exactitud el daño provocado por los rayos UV.

El mejor remedio contra la fotoqueratitis es la prevención, algo que se puede lograr con efectividad con el uso de unas gafas de sol de calidad, con filtros capaces de bloquear o absorber al menos un 99% de los rayos UV.

Cuando la lesión ya se ha producido, serán necesarios los siguientes cuidados y tratamientos:

  • Descansar la vista, procurando exponerse lo menos posible a los rayos UV.
  • Colocarse paños fríos sobre los ojos para aliviar el dolor y las molestias.
  • Usar lágrimas artificiales.
  • Si el médico lo prescribe, usar colirios antibióticos o analgésicos.

Lógicamente, si la lesión en la córnea o en la retina ha sido grave, serán necesario tratamientos más específicos y complejos. Por este motivo, la prevención es fundamental para evitar una patología que puede evitarse fácilmente con el uso de la protección ocular adecuada.

New Call-to-action

Fuentes:

Academia Americana de Oftalmología – ¿Qué es la fotoqueratitis – incluida la ceguera de la nieve?

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario