Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Gafas de luz azul: una protección adicional contra la iluminación artificial

Las gafas de luz azul han salido al mercado como una protección adicional de la iluminación LED, cada vez más presentes en nuestro entorno y que emiten en una longitud de onda más cercana al color azul (la iluminación artificial tradicional se basaban en la incandescencia de la resistencia de tugsteno, que emite mayoritariamente en el espectro del color rojo).

La iluminación LED se utiliza tanto en las casas, oficinas y otros lugares públicos como en los dispositivos digitales: teléfonos móviles, tablets, televisores, ordenadores, etc.

New Call-to-action

¿Es perjudicial la luz azul?

Existen teorías que relacionan la iluminación LED con la alteración de los ritmos circadianos de las personas, lo que puede influir negativamente en el sistema inmunitario, debilitándolo. También se dice que esta luz inhibe la secreción de la hormona melatonina, dificultándonos el sueño. Incluso se ha asociado a la luz LED  con una mayor incidencia de enfermedades graves como: problemas cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

Luz azul led sobre fondo negro a simular la visión con gafas luz azul

En todo caso, todos estos supuestos efectos negativos no están demostrados con estudios científicos.

En lo que respecta a los ojos, la luz LED  puede ayudar a sufrir el llamado síndrome de visión del informático o fatiga visual, en especial si se abusa de los aparatos electrónicos. La fatiga visual de produce por una presión sobre el cristalino mantenida en el tiempo, lo que se conoce como esfuerzo acomodativo prolongado, y se puede producir cuando:

  • Trabajamos frente a la pantalla del ordenador u otro dispositivo electrónico (móvil, tablet…).
  • Leemos durante horas sin descansos.
  • Realizamos actividades que conllevan un alto grado de concentración (por ejemplo, conducir).
  • Estamos expuestos a una luz brillante (incluida la luz del sol).
  • Nos esforzamos visualmente para trabajar en un lugar con una iluminación insuficiente.
  • Necesitamos una corrección visual (gafas o lentillas) porque padecemos un problema refractivo (miopía, hipermetropía y/o astigmatismo) y no la estamos usando.

La fatiga visual puede provocar entre otros síntomas:

  • Visión borrosa y, en ocasiones, visión doble.
  • Dolor de cabeza. Suele ser leve y se localiza en las sienes.
  • Lagrimeo excesivo de uno o de los dos ojos.
  • Sequedad ocular.
  • Picor y quemazón ocular.
  • Molestias en los ojos al exponerse a la luz.
  • Problemas para enfocar de forma inmediata.
  • Ojos rojos.

Por lo tanto, la fatiga ocular genera unos síntomas que, por lógica, asociamos con el sobreesfuerzo de la vista y la falta de descanso, aunque son molestias que también pueden tener como causa otros problemas. Por lo tanto, si se prolongan en el tiempo debemos consultar con nuestro médico especialista en oftalmología.

Las gafas de luz azul

Con el fin de protegernos de los posibles efectos perjudiciales de la luz azul se han desarrollado gafas con filtros protectores específicos de este tipo de iluminación que, en teoría, reducen entre un 15 y un 20% su intensidad.

Estos filtros tienen dos variantes: unos se aplican sobre las propias pantallas de los dispositivos y otros en gafas de uso personal. No obstante, su efectividad está todavía por demostrar.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario