Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Jorge Marron se despide de sus gafas en Clínica Baviera

Jorge Marron, guionista y colaborador del programa El Hormiguero, más conocido como Marron, se ha despedido de sus gafas en Clínica Baviera después de 30 años llevándolas. Marron estrenó su nueva imagen en el primer programa de la nueva temporada de El Hormiguero, que tuvo como invitado a Fernando Alonso.

Jorge Marron tira las gafas en la recepción de Clínica Baviera

El guionista se ha operado de miopía mediante una intervención de cirugía refractiva láser con la técnica Lasik realizada por el Director Médico de Clínica Baviera, el Dr. Fernando Llovet, y ha dicho adiós a las más de 5 dioptrías de miopía que tenía y que le impedían desarrollar de forma más eficiente sus experimentos. “Para mi trabajo, a la hora de hacer los experimentos, te tienes que estar colocando máscaras, quitándotelas… y las gafas siempre incomodan un poco, por lo que para librarte de estos y poder hacer las cosas más ágiles, dije: creo que ha llegado el momento”, ha asegurado Marron.

Marron llevaba gafas desde los 7 años y consideró que 30 años usándolas ya eran suficientes. “Quería ganar en comodidad y olvidarme de los obstáculos que me suponía llevar las gafas”, puntualiza. Así que pidió cita para que le hicieran las pruebas que confirmasen que podía operarse y en unos días ya tenía fecha para la intervención. “Una operación rápida e indolora”, según describe él mismo.

Para el guionista, haber dado este paso es una “satisfacción total”, y una gran alegría, ya que así podrá practicar uno de sus deportes favoritos, el surf, y no volverá a vivir situaciones incomodas en la playa. “Tenía que fijarme en sombrillas y personas. Yo suelo ir con Juan, mi compañero del programa, entonces decía entre la sombrilla verde y el tío del pelo largo, ahí voy yo, y al salir del agua alguna vez me he sentado al lado de un señor con pelo largo que no conocía de nada. Una situación muy patética”, bromea.

Para dar este paso, Marron se decantó por Clínica Baviera por la trayectoria, la seguridad y las garantías que le ofrecía esta compañía oftalmológica. “Lo que uno busca cuando se va a operar es tener la seguridad de que la cosa va a salir bien. Además, me lo recomendó un amigo, que hacía poco se había operado en Clínica Baviera y había quedado encantado”, señala. “Es alucinante, al día siguiente de la operación me pasé toda la mañana dando vueltas por casa mirando cosas que no había visto”, bromea para describir su satisfacción con los resultados de la intervención.

 

 

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario