Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

La visión en los deportes náuticos

Rate this post

El deporte mezclado con el agua resulta especialmente atractivo en verano, pero hay que practicarlo siempre con el equipo apropiado y proteger nuestra visión de la manera adecuada para poder garantizar nuestra seguridad. De hecho, nuestros deportistas cada vez son más conscientes de la importancia de la visión. Sirvan como ejemplo los regatistas del Equipo Español de Vela que irá a las Olimpiadas de Brasil 2016.

El surf, con todas sus variedades, es, quizás, la actividad a la que más tiempo dedicamos en esta estación, seguida de la vela. Independientemente de nuestras preferencias deportivas, si el deporte que practicamos tiene que ver especialmente con el mar, debemos cuidar nuestros ojos de los efectos del aire y el agua salada.

La principal complicación que podemos encontrar haciendo surf o vela es el viento marino, cuya velocidad se multiplica por el propio movimiento de la embarcación e impide ver con claridad los obstáculos a los que podemos dirigirnos.

Otro inconveniente para la visión a la hora de practicar un deporte de estas características es el sol y su reflejo sobre el agua. Al rebotar en el mar, el sol que crea brillos que deslumbran en la superficie y a largo plazo, pueden causar daños en la vista del surfista o regatista.

Por otro lado, durante la práctica de estos deportes, es habitual que nos salpique agua salada en la cara, causando que tengamos que cerrar y frotar nuestros ojos, con el riesgo que ello implica para nuestra seguridad y la de los demás.

Para poder evitar estos problemas, es conveniente llevar puestas en todo momento unas gafas de sol. Lo mejor es que tengan un cristal oscuro, pero para obtener un visión anti-reflejos, los expertos recomiendan que lleve un filtro de polarización con un recubrimiento adecuado, para que sean lo más resistentes posible y se reduzca el peligro de deslumbramiento.

El tipo de montura también es importante. Debe ser de un material flexible pero resistente y  que soporte el impacto de posibles caídas, tanto dentro de la embarcación como en el agua. Además, se puede completar con una cinta de sujeción que contribuya a que las gafas de sol se amolden mejor a la cara e impida que se resbalen.

De esta forma, si estas vacaciones tienes planeado introducir en tu rutina un deporte náutico, ya puedes ir preparado para que nada te detenga sobre las olas del mar.

 

 

 

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario