Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Lentillas graduadas de color: fusionando la buena visión y la estética

El color de los ojos es un rasgo estético de primer orden. Puede hacer cambiar totalmente nuestra apariencia y hacer que nosotros mismos, y lo demás, nos perciban de una forma distinta.

¿Qué te parecería poder cambiar con frecuencia de apariencia, adaptando el color de tus ojos a cada situación? Por ejemplo, un día tener unos misteriosos ojos verdes y, al siguiente, sorprender a propios y extraños con un tono azul claro, que mejore la estética de tus ojos, dándoles un atractivo punto de profundidad y calma.

El efecto de las lentillas de colores

Estos cambios estéticos de los que estamos hablando, no son ciencia ficción, sino algo perfectamente posible simplemente gracias a las lentillas de colores. Con este producto óptico las posibilidades son variadas.

Existen lentillas diarias que se usan una vez y se desechan disponibles en varios colores, siendo los más usuales el azul, el verde el gris y el color miel. ¿Te imaginas la cara que pueden poner tus compañeros de la oficina cuando te vean aparecer día sí y día también con un color muy distinto de ojos?

New Call-to-action

Pero si no te gusta tanto cambio, también existen lentillas de colores mensuales, indicadas para colorear tu mirada por más tiempo, ya sea con un tono diferente, o bien  realzando el  color natural de tus propios ojos.

Lentillas de color azul

También pueden ser graduadas

Las lentillas de colores tienen el valor añadido de poderles añadir graduación. De esta forma, pueden cumplir una doble función: corregir un problema de refracción (miopía, hipemetropía y/o astigmatismo) y, al mismo tiempo, conseguir una mejora o variación estética.

Las lentillas de color graduadas tienen las mismas ventajas de calidad visual y de comodidad frente a las gafas que las lentillas convencionales: proporcionan un campo visual limpio y natural y se eliminan las distorsiones laterales. Además, son cómodas, no se empañan con el calor y permiten practicar libremente una gran cantidad de deportes.

Cirugía refractiva: una alternativa a lentillas y gafas

No obstante, las lentillas, ya sean de colores o neutras, tienen también inconvenientes: los cuidados que conllevan, con la consiguiente inversión en tiempo y en dinero al tener que comprar continuamente líquidos especiales, la posibilidad de perderlas o el peligro de sufrir alguna infección recurrente.

Existe la posibilidad de corregir muchos defectos de refracción, recuperando así una buena visión sin necesidad de lentes correctoras (gafas o lentillas) mediante técnicas de cirugía refractiva.

Aunque existen otras alternativas quirúrgicas, como por ejemplo el implante de una lente intraocular, actualmente la aplicación del láser Excímer es la opción más habitual para corregir problemas oculares, por su precisión, altos niveles de seguridad y comodidad para el paciente.

El paciente puede irse a casa a las pocas horas de la operación con muy pocas molestias y mínimos cuidados, tanto antes de la operación como en el postoperatorio. De cualquier modo, siempre se  realiza, en una primera consulta preoperatoria, un exhaustivo análisis del estado de la salud ocular de cada paciente, para determinar la técnica más adecuada para cada caso.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario