Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Es necesario usar gafas cuando vamos a la nieve?

Hay pacientes que aún creen que las gafas de nieve son un elemento opcional. Sin embargo, cada vez existen más razones que demuestran que esto no es así y que todos, sin excepción, deberíamos usar este tipo de protección tanto si vamos a practicar una actividad deportiva como si nuestro único objetivo es el ocio.

New Call-to-action

Si todavía no tienes tus gafas para la nieve y quieres saber todo sobre ellas, no dejes de leer el post que hemos preparado para ti.

Principales lesiones que podemos sufrir en la nieve

Ir a la nieve no es lo mismo que ir de campamento o escalar una montaña. Aparte del frío, nuestro cuerpo se expone a otro tipo de riesgos en los paisajes nevados, sobre todo a las radiaciones ultravioleta (UV).

Ten en cuenta que estas radiaciones se reflejan en la nieve hasta un 80% más que en otras superficies, es decir, cuatro veces más que en el agua, lo que supone un claro riesgo para la salud visual.

Además, es bueno recordar que los paisajes nevados suelen estar a cierta altitud, y que las radiaciones ultravioleta aumentan un 10% cada 1oo metros de altura, debido, en parte, a la disminución de la absorción atmosférica.

Cuando no usamos las gafas de nieve adecuadas, tenemos mayor probabilidad de sufrir lesiones oculares propias de los paisajes nevados. Echemos un vistazo a algunas de las más habituales y sus principales tratamientos y consecuencias:

  • Ceguera de la nieve:

Es la lesión ocular más conocida cuando no usamos gafas de nieve. Suele aparecer a las 4 ó 6 horas posteriores a la exposición al sol en paisajes nevados y se revela, entre otros síntomas, por el enrojecimiento de los ojos, la intolerancia anormal a la luz, el lagrimeo constante y la sensación de tener un cuerpo extraño dentro del ojo. Los especialistas señalan que bastan como mínimo 2 horas de exposición a los rayos ultravioleta sin protección para desarrollar la ceguera de la nieve.

Esquiadora con grandes gafas para la nieve y chaqueta roja

No son lesiones inmediatas, pero sí acumulativas. Esto quiere decir que pueden aparecer a medio o largo plazo cuando un paciente no se protege con gafas de nieve. En el caso de las cataratas, una protección deficiente puede acelerar su aparición, especialmente en pacientes de más de 45 años. La exposición a este tipo de rayos también puede provocar lesiones en la retina o degeneración macular.

Si la protección deficiente de la vista en ambientes cotidianos puede causar serias complicaciones, imagínate lo que puede pasar cuando vamos a la nieve y obviamos las recomendaciones del caso. Las lesiones degenerativas de la conjuntiva, como por ejemplo los pterigium, tienen mayor probabilidad de desarrollarse en la zona ocular, así como los tumores o incluso algún tipo de carcinoma conjuntival.

Cuando se trata de niños o adolescentes, debemos tener el doble de cuidado si vamos con ellos a la nieve. Recuerda que sus ojos aún no están formados del todo y deben durarles toda la vida.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario