Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Neuritis óptica: ¿sabes qué es?

La neuritis óptica consiste en una inflamación en el nervio óptico. Se suele presentar de forma aislada y de forma unilateral en uno de de los ojos. Además, podemos establecer una clasificación en función de dónde se localice la inflamación que afecta al nervio óptico:

Normalmente la neuritis óptica remite en unos pocos días o una semana, aunque en otras personas se puede volver un episodio recurrente.

Pero antes de ahondar en este concepto, es preciso explicar qué es el nervio óptico. Este último es el responsable de transmitir la información desde los ojos a través de impulsos nerviosos hasta el cerebro donde se interpretarán los datos.

Un caso de neuritis óptica puede desencadenar una pérdida brusca de la visión y es más habitual en personas jóvenes.

New Call-to-action

Síntomas de la neuritis óptica

Existen una serie de síntomas que nos pueden hacer sospechar que nos hallamos ante una neuritis óptica. En concreto, hablamos de los siguientes:

  • Una pérdida brusca y aguda de la visión en un ojo en muy poco tiempo, incluso horas.
  • Se pueden apreciar cambios en la pupila.
  • Alteración en la percepción de los colores,brillos y profundidad.
  • Dolor ocular que aumenta al mover el ojo.

Hombre canoso con barba echándose un colirio

Causas

  • La neuritis óptica es frecuente en personas que padecen esclerosis múltiple. De hecho, esta enfermedad suele diagnosticarse en un 30 % de los casos tras sufrir un episodio de neuritis óptica pues suele ser su primera manifestación.
  • Una intoxicación por la ingesta de sustancias como el metanol o el etambutol que podemos encontrar en alcoholes ilegales pueden derivar en una neuritis óptica.
  • También enfermedades como el lupus eritematoso sistémico, la sarcoidosis o la enfermedad de Behcet pueden ocasionar este problema.
  • Una deficiencia de vitamina B12, una carencia común en dietas veganas.
  • Su desarrollo puede explicarse, asimismo, por infecciones virales, como encefalitis viral, sarampión, rubéola, varicela, herpes zóster o paperas.
  • La enfermedad de Leber, también conocida como neuropatía óptica de Leber o atrofia óptica de Leber. Se trata de una enfermedad hereditaria y neurodegenerativa, que causa daños en el nervio óptico y entre cuyos síntomas hallamos una pérdida repentina de la visión.

Diagnóstico y tratamiento

Por supuesto, corresponde al oftalmólogo valorar el caso y determinar cuál es el tratamiento más oportuno. Lo más habitual es que un caso de neuritis óptica requiera tratamiento con corticosteroides, pues de esta manera se controlará y reducirá la inflamación del nervio óptico de manera más rápida.

Aunque es posible que la visión se recupere al cabo de 2 o 3 semanas sin necesidad de tratamiento. En algunos casos, como la esclerosis múltiple u otras enfermedades autoinmunitarias, como el lupus eritematoso sistémico, la visión del ojo puede que no se recupere del todo.

También es posible que el facultativo aconseje la realización de pruebas adicionales para descartar enfermedades como la esclerosis múltiple.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario