Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Las lentillas aumentan el riesgo de tener los ojos secos?

No es una duda aislada o que sólo tú te hayas planteado alguna vez. La relación entre las lentillas y los ojos secos es motivo de interrogantes entre muchos pacientes en el mundo, sobre todo aquellos que están a punto de optar por esta opción de tratamiento y renunciar a la dependencia de las gafas.

ojos secos lentillas

La principal preocupación de estas personas radica en si el uso de lentillas, más allá del defecto refractivo que intenten corregir, aumenta las posibilidades de sufrir del ojo seco o, incluso, si ya sufriendo de éste la situación puede ir a peor.

Cierto o no, hay una cosa de la que debemos partir antes de responder a cualquier tipo de inquietud al respecto: la influencia mutua entre las lentillas y la lágrima producen una alteración en la hidratación de los ojos, algo que se nota más en unos pacientes que en otros, y ante lo cual hay que estar atentos.

New Call-to-action

Lentillas y ojos secos, ¿qué vínculo guardan?

Las lentillas no tienen que provocar, al menos a priori, los ojos secos. De hecho, en una buena parte de los pacientes esta circunstancia no se presenta y el uso de las lentillas resulta normal y sin complicaciones de ningún tipo.

Sin embargo, otra cosa es que los pacientes tengan una disposición natural o genética a que las primeras se conviertan en la causa de los segundos.

Los dos casos más recurrentes en este sentido son: en primer lugar, los pacientes que sufren de ojo seco y que a raíz del uso de las lentillas esta anomalía se hace más notoria; en segundo lugar, los pacientes que sin antecedentes del síndrome del ojo seco desarrollan esta anomalía ante el uso de lentillas.

Soluciones para que las lentillas no provoquen ojos secos

Ahora bien, si estás en cualquiera de los dos casos que hemos descrito en el apartado anterior, debes saber que tienes varias alternativas para evitar que las lentillas sean la causa de los ojos secos. Te invitamos a conocerlas:

  • Las lentillas de hidrogel de silicona han supuesto toda una revolución en el área de la salud visual. Además de ser blandas, flexibles y con mayor contenido de agua, transmiten más oxígeno al ojo que una lentilla elaborada con materiales tradicionales. Esto ayuda a que los ojos luzcan menos cansados o rojos, a que no haya sensación de arenilla y, sobre todo, a que tengan una hidratación óptima.
  • El uso de líquido de mantenimiento para las lentillas es fundamental, pues de esta manera se garantiza una buena higiene y se tiene certeza de que la lentilla realizará el trabajo que la ha sido encomendado y conservará sus propiedades.
  • Las lágrimas artificiales disminuyen en muchos casos la falta de hidratación en los ojos. Lo idóneo es que sea tu oftalmólogo quien te recomiende la marca y el tipo de lágrimas que mejor se adapten a tus necesidades, pues de lo contrario será una solución a corto plazo y, probablemente, ineficaz.

Recuerda bien esto: las lentillas son una solución a tus problemas visuales, no una fuente de nuevas anomalías, como por ejemplo los ojos secos. Si es así, consulta con tu oftalmólogo para saber cómo acompañar su uso y hacerlo compatible en tu día a día.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario