Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Operación de ojos para ganar en calidad de vida

Una operación de ojos como alternativa al uso permanente de gafas y lentillas permite mejorar notablemente la calidad de vida del paciente, por la libertad que implica a la hora de poder practicar cualquier tipo de deporte o actividad física, las mejoras estéticas y, a la larga, también el ahorro que supone esquivar el cambio constante de gafas o lentes de contacto por cambios en la graduación, pérdidas  o roturas.

New Call-to-action

En la actualidad, la gran mayoría de cirugías refractivas, que es el tipo de operación que permite corregir los distintos tipos de defectos de refracción (miopía, hipermetropía y astigmatismo) se realizan mediante láser, ya sea la técnica Lasik o las técnicas de superficie (PRK/Lasek).

Estos son los tres pasos fundamentales de una cirugía con láser:

Paso 1. Se levanta o se separa el epitelio corneal

El primer paso de un cirugía de este tipo consiste en levantar o separar el epitelio corneal con el objetivo de que el láser pueda actuar sobre la córnea. Se conoce como epitelio corneal a una de las 6 capas microscópicas que integran la córnea, abarcando su parte frontal. El epitelio representa más o menos el 10% del grosor corneal y mide entre 50 y  56 micras. Las células más superficiales del epitelio se van auto renovando, surgiendo a ritmo muy rápido de las capas más profundas.

La forma en que el cirujano actúa sobre el epitelio es diferente en la técnica Lasik que en las técnicas de superficie. En la primera no se llega a producir una separación total del epitelio, puesto que el cirujano se limita a levantar un capa muy fina del tejido corneal. Para ello se utiliza un instrumento específico llamado microqueratomo.

Sin embargo, en las técnicas de superficie (PRK/Lasek) sí se produce una separación total del epitelio, empleándose para ello una solución alcohólica especial.

Paso 2. Aplicación del láser

Con el epitelio apartado, ya es posible aplicar el láser (siempre de tipo Excímer) en el lugar exacto de la córnea y durante el tiempo imprescindible (entre 5 y 45 segundos), con el fin de corregir la curvatura defectuosa de la córnea que impide que las imágenes se formen correctamente sobre la retina.

Paso 3. Recolocación del epitelio

Finalmente, en el caso del Lasik, el epitelio corneal se vuelve a colocar en su lugar, sin necesidad de puntos de sutura.  En el caso de la técnica Lasek, donde no se recoloca el epitelio, será necesario llevar una lente protectora durante unos días, que coloca el propio cirujano.

Mujer en quirófano de cirugía refractiva láser

Aunque no es la única alternativa posible, puesto que también existe la posibilidad de colocar una lente intraocular, siempre que las características del candidato lo permitan las operaciones de cirugía refractiva se realizan con láser. El principal motivo es, además de su gran eficacia y comodidad para el paciente, el gran nivel de seguridad alcanzando. Hoy en día el láser dispone, incluso de un mecanismo de seguridad conocido como eye-tracker que impide que un movimiento ocular accidental pudiese llegar a provocar un impacto no deseado del rayo procedente del láser.

New Call-to-action

2 Comentarios

  1. 8 de agosto de 201816:36
    dijo:

    Es operable la vista cansada ?

  2. 9 de agosto de 201809:28
    Clinica Baviera dijo:

    Hola Lucy, buenos días. Efectivamente, en Clínica Baviera llevamos operando la presbicia desde 2001 con excelentes resultados. Puedes obtener más información sobre esta cirugía en este enlace:https://www.clinicabaviera.com/operacion-presbicia o en nuestro teléfono gratuito de atención al paciente 900 180 100. Un saludo y muchas gracias por tu interés.

Escribe un comentario