Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Necesito recurrir a una operación de la vista?

¿Quieres saber si eres apto para realizarte una operación de la vista? ¿O  una intervención con láser? Aquí te contamos cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta antes de optar por una alternativa como ésta.

New Call-to-action

Operación de la vista, ¿todas las cirugía son iguales?

Los adelantos tecnológicos de los que gozamos a día de hoy han permitido que millones de personas en todo el mundo recurran a una operación para tratar los problemas de la vista que les aquejan, especialmente si la garantía de no reincidir es alta y si el proceso en sí mismo es cómodo, rápido y sin efectos secundarios.

Sin embargo, no todos somos aptos para someternos a una cirugía con láser o de otro tipo. Antes debemos cumplir con una serie de condiciones y, sobre todo, con el visto bueno de nuestro oftalmólogo.

Ahora bien, es necesario aclarar que no todas las cirugías son iguales. Por ejemplo, lo que conocemos como cirugía refractiva es en realidad un conjunto de técnicas cuyo propósito esencial es tratar los síntomas de problemas como el astigmatismo, la hipermetropía o la miopía y eliminar la dependencia de las gafas o de las lentillas.

Existen otras operaciones específicas para anomalías visuales como la presbicia, las cataratas, los problemas de párpados o la reconstrucción de la vía lagrimal, entre otras.

Doctora revisando la visión a un hombre

¿Cómo saber si necesito una operación con láser?

La manifestación de los síntomas de una enfermedad visual es la principal evidencia de que necesitamos una operación con láser, que es una de las técnicas más utilizadas en la actualidad. A esto debemos añadirle la valoración del oftalmólogo y su criterio sobre si nuestro historial médico es apropiado para este tratamiento.

Por tanto, las condiciones para someternos a una operación de la vista varían de un paciente a otro. Sin embargo, a nivel genérico podemos mencionar unas cuantas como:

  • Verificar que nuestro rango ocular está dentro de los valores que la oftalmología considera aptos para ser tratados con una cirugía. Recordemos que las graduaciones varían según el defecto visual del que estemos hablando.
  • Se recomienda que las personas que hayan sufrido lesiones en la córnea o que tengan cicatrices en ella como producto de una herida anterior no se sometan a este tipo de procedimientos.
  • Tampoco se recomienda la cirugía láser para aquellas personas que tengan la córnea muy fina. En estos casos, quizá sea más conveniente una operación más apropiada a esta circunstancia.
  • Otra manifestación que puede retrasar o anular nuestras posibilidades en un quirófano es la inflamación en los párpados, dado que esto aumenta el riesgo de que el paciente sufra infecciones.

Otras circunstancias que debemos tener en cuenta para someternos a una cirugía visual es ser mayor de 18 años, tener una buena salud visual pese a los síntomas concretos del problema refractivo, contar con un historial favorable y tener una graduación estable durante al menos el último año. Las mujeres embarazadas deben abstenerse.

¿Te estás planteando cuánto cuesta operarse la vista? Posiblemente este post ayude a resolver tus dudas.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario