Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Por qué hay que protegerse del sol invernal?

Los expertos advierten que la radiación ultravioleta (UV) está produciendo cada vez más casos de lesiones de gravedad en los ojos durante el invierno que en verano, como quemaduras corneales o hemorragias retinianas, durante el invierno que en verano.

Mujer rubia haciendo esquí

La razón es muy clara: durante el invierno no somos conscientes de que una exposición sin protección a la luz solar durante muchas horas puede llegar a perjudicar gravemente a los ojos. Y esto nos hace bajar la guardia.

Todos deberíamos reflexionar sobre el hecho de que la posición del sol durante el invierno es más baja que en verano, por lo que los rayos llegan con una inclinación que los hace muy molestos y nocivos para los ojos.

Por lo tanto, la primera recomendación de los expertos es usar gafas de sol durante todo el año, y no únicamente en los meses de calor.

↓ Descarga la 

Ojo a los deportes de invierno

Un grupo de especial riesgo a la hora de sufrir lesiones de importancia en la córnea o la retina son los esquiadores y los alpinistas. Esto se debe a que la radiación UV puede ser hasta 8 veces más intensa en las pistas de esquí que en otros lugares debido a las propiedades de refracción de la nieve. Otro dato a considerar es que la nieve puede reflejar hasta el 80 por ciento de la luz en comparación con las superficies terrestres normales. Además, el frío y el aire propios del invierno provocan un aumento del lagrimeo y la sequedad en los ojos.

Para evitar estos problemas, al practicar deportes de invierno o simplemente al pasear por zonas nevadas es fundamental proteger los ojos con unas gafas adecuadas y, en determinadas condiciones atmosféricas, utilizar también lágrimas artificiales.

Las gafas de sol deben ser de alta calidad

En estas circunstancias no vale usar cualquier tipo de gafas, sino que los expertos señalan que deben cumplir las normas ISO relevantes para protección y que tengan el marcado CE, que demuestra que cumplen las normas de seguridad europeas. Por otro lado, se deben elegir gafas que ofrezcan una visión óptima tanto en días soleados, como cuando está nublado o hay niebla.

Otro aspecto importante también es seleccionar adecuadamente la categoría de la intensidad del color de las lentes, según la protección solar. Durante las estancias en las estaciones de esquí, el nivel de intensidad debería ser la categoría 4 (que es el más oscuro).

Otros detalles a tener en cuenta a la hora de elegir las gafas son las siguientes:

  • Deben cubrir  las zonas laterales de la cara, con el fin de proteger dichas zonas de las nocivas radiaciones solares.
  • Los niños son más vulnerables a los rayos UV, por lo tanto son los que más deben protegerse con las gafas adecuadas.

En ocasiones, el uso de gafas graduadas nos dificulta poder colocarnos lentes para protegernos del sol. En estos casos, las personas que pasan mucho tiempo en la nieve, por trabajo u ocio, deberían valorar las posibilidad de someterse a una cirugía refractiva que les libere de tener que usar lentes graduadas.


ojos sanos todo el año




No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario