Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

¿Qué hacer ante una conjuntivitis alérgica?

¿Párpados hinchados, sensación de ardor, picor y enrojecimiento del ojo? Se puede tratar   de una conjuntivitis, pero ¿sabes de qué tipo es? Una conjuntivitis puede aparecer por irritación, o bien ser vírica, bacteriana o alérgica. De hecho, según sea su origen, tiene distinta duración y diferentes tratamientos. En este artículo vamos a hablar de la conjuntivitis alérgica: cuáles son sus causas, sus síntomas y su posible tratamiento. 

¿Qué es la conjuntivitis alérgica?

La conjuntivitis alérgica suele afectar a ambos ojos y consiste en una inflamación aguda de la conjuntiva del ojo causada habitualmente por alérgenos aéreos, como el polen, los ácaros, el pelo de los animales, el moho, etc. De hecho, se debe a una reacción hipersensible a un antígeno específico y puede ir acompañada de otros síntomas alérgicos, como rinitis o dermatitis atópica.

Este tipo de conjuntivitis no suele aparecer de manera puntual, sino que está vinculada a ciertas alergias estacionales, por lo que suele ser común durante determinados meses del año. La duración de la conjuntivitis alérgica depende del tipo de alergia y del grado de exposición al agente causante del paciente, aunque suele desaparecer al cabo de varios días, cuando cesa la exposición a la sustancia, o con la toma de medicamentos específicos. 

¿Qué tipos de conjuntivitis alérgica existen?

Asimismo, hay diferentes tipos de conjuntivitis alérgica:

  • Conjuntivitis alérgica estacional: se produce por las esporas de hongos y el polen de árboles y arbustos, los cuales se transmiten por el aire, por lo que tiende a aparecer con más fuerza durante la primavera. 
  • Conjuntivitis alérgica perenne: se debe a los ácaros del polvo, el pelo de los animales y otros alérgenos que siempre están presentes en el ambiente, por lo que esta conjuntivitis está presente durante todo el año. 
  • Queratoconjuntivitis vernal: se trata de una conjuntivitis más grave y muy común en los niños a partir de 5 años y hasta los 20 años, que aparece en primavera y se atenúa al llegar el otoño. Suele desaparecer cuando los pacientes entran en la vida adulta.

¿Cuáles son sus síntomas y causas?

Los síntomas más habituales de la conjuntivitis alérgica son:

  • Ojos enrojecidos.
  • Picazón o ardor en los ojos.
  • Párpados hinchados (sobre todo por la mañana).
  • Lagrimeo y ojos llorosos. 
  • Secreción viscosa del ojo. 
  • Sensibilidad a la luz. 

Las causas de este problema visual están relacionadas con que una persona tenga alergia a determinados agentes externos, como el polen, el moho, el pelo de animales o los ácaros del polvo. Es muy habitual la alergia al polen, por lo que la conjuntivitis alérgica suele aparecer con más frecuencia en primavera, cuando los árboles florecen y el ambiente es más caluroso y seco.

¿Qué tratamientos existen?

La conjuntivitis alérgica no se puede curar al completo, pues está vinculada a la alergia que una persona sufra, por lo que suele estar acompañada de estornudos. Sin embargo, sí que es posible reducir su incidencia mediante la no exposición al agente causante, además de realizar lavados frecuentes de ojos (unas 4-5 veces al día) con suero fisiológico. 

Asimismo, es importante no exponerse al humo del tabaco para no empeorar la conjuntivitis. En cuanto al tratamiento, usar gotas lubricantes o aplicar compresas frías en los ojos puede ayudar a aliviar los síntomas, aunque en los casos más graves se recetan medicamentos específicos, como antihistamínicos orales o gotas oftálmicas antihistamínicas.  

Fuentes

Clínica Mayo – Conjuntivitis

MedlinePlus – Conjuntivitis alérgica

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario