Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

La retina: una de las partes más importante del ojo para ver bien

La retina es una de las partes más importantes del ojo. Gracias a ella, la luz se convierte en señales nerviosas que nuestro cerebro interpreta para que podamos ver, por lo que cumple un papel esencial en todo el proceso de la vista. 

Si quieres saber más sobre qué es la retina y todo lo que hace por nuestra vista sigue leyendo y te lo contamos.

¿Qué es la retina?

La retina es una parte del ojo que se ubica en el interior del globo ocular. En concreto, se trata de una membrana que recubre por dentro la parte posterior del ojo. De este modo, se encuentra justo entre la coroides y el humor vítreo que rellena el interior del globo ocular. 

Paciente en consulta de oftalmología

¿Cuál es la función de la retina?

La función de la retina es la de convertir la luz en impulsos nerviosos que sean interpretables para el cerebro. 

La luz llega a nuestros ojos a través de la córnea y atraviesa la pupila. A continuación,  pasa por el cristalino y el humor vítreo y, finalmente, impacta con las células de la retina. Estas células son fotosensibles o fotorreceptoras. Es decir, reaccionan a la luz. De esta forma, cuando la luz entra en contacto con las células de la retina del ojo, estas producen impulsos nerviosos que son enviados al nervio óptico. Estos impulsos llegan hasta el cerebro, que se encarga de interpretarlos y, de esta forma, se completa el proceso de la visión. 

¿Qué células hay en la retina?

Además de las neuronas que envían los impulsos nerviosos, podemos distinguir dos tipos de células fotorreceptoras: 

  • Bastones: Estas células funcionan en condiciones de baja luminosidad. Se ocupan de la visión en blanco y negro, por lo que son esenciales para la correcta visión de las formas y de los contornos. 
  • Conos: Los conos se ocupan principalmente de la distinción de los colores, por lo que trabajan principalmente en condiciones de alta luminosidad. 

¿Qué capas tiene la retina? 

Aunque se habla de la retina como una única parte del ojo, en realidad las capas que la componen son varias. Cada una de ellas está formada por células (o parte de las células) concretas que conforman este tejido. 

De hecho, se pueden distinguir hasta 10 capas diferentes:

  1. Epitelio pigmentario: Es la capa exterior. Cuenta con células que poseen abundante melanina, lo que le da una pigmentación muy característica. 
  2. Capa de las células fotorreceptoras: Esta segunda capa de la retina está formada por los conos y los bastones. Pero solo por sus partes más externas. 
  3. Capa limitante externa: Es la capa que se forma por las uniones intercelulares de las células fotorreceptoras y las células de Müller. 
  4. Capa nuclear externa: También denominada capa granular externa, está compuesta por la parte de los núcleos de las células fotorreceptoras. 
  5. Capa plexiforme externa: Esta capa es la que alberga la conexión sináptica entre las células fotorreceptoras y las células bipolares. 
  6. Capa nuclear interna: También denominada como capa granular interna. Esta capa está formada por los núcleos de las células bipolares, horizontales y amacrinas.
  7.  Capa plexiforme interna: Esta capa es la zona en la que tienen lugar las conexiones sinápticas de las células bipolares, amacrinas y ganglionares.
  8. Capa de las células ganglionares: Es la capa conformada por los núcleos de las células ganglionares. 
  9. Capa de fibras del nervio óptico: Esta capa hace referencia a los axones de las células ganglionares del nervio óptico.
  10. Capa limitante interna: Es la última de las capas de la retina. Es la que separa la retina del humor vítreo del interior del globo ocular. 

¿Cuáles son las patologías retinianas más comunes?

Existen algunos problemas y enfermedades de la vista que afectan de forma especial a la retina. Algunas de las más importantes son las siguientes: 

DMAE

La DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad) es una enfermedad de la retina. En concreto, la DMAE afecta a la mácula, que es la parte central de la retina y la que se encarga principalmente de que veamos con nitidez. Este problema produce que se vaya perdiendo progresivamente la visión central y la percepción de los pequeños detalles. 

Se trata de una de las patologías retinianas que más ceguera produce en los países industrializados. Además, hay que tener en cuenta que existen dos tipos de DMAE: húmeda y seca. En el caso de la DMAE húmeda, esta se desarrolla como consecuencia del aumento de la vascularización en la zona posterior de la retina. Mientras que en el caso de la DMAE seca no existe este aumento del tejido capilar. 

Desprendimiento de retina

El desprendimiento de retina se produce cuando la retina se separa de la coroides que la mantiene fijada al resto del ojo. No se trata de una enfermedad en sí misma sino de un problema que, en muchos casos, suele ser consecuencia de otra enfermedad o problema retiniano. Son muchas las causas del desprendimiento de retina. De hecho, aunque son varias las enfermedades que pueden llegar a producir el desprendimiento de retina, este también puede llegar a producirse, por ejemplo, como consecuencia de un traumatismo. 

El desprendimiento de retina es un problema ocular que puede tener consecuencias graves. Por lo general, requiere cirugía inmediata, ya que de no llevarse a cabo la operación de desprendimiento de retina en las primeras fases en las que se produce puede llevar a la pérdida parcial o completa de la visión. La operación, que se realiza sobre la retina, permite volver a fijar la parte desprendida de la retina a la coroides y, de este modo, recuperar el funcionamiento normal del proceso de la vista. 

Uno de los síntomas más habituales del desprendimiento de retina es empezar a ver de forma intensa y repentina destellos luminosos en el ojo. En estos casos, ante la duda, la mejor recomendación es acudir a urgencias para que un médico pueda revisar el estado del ojo del paciente. 

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética es una enfermedad de la retina causada por la diabetes (tanto la diabetes tipo I como la tipo II). La diabetes tiene un impacto importante en el deterioro de diversos tejidos del organismo. Entre ellos, cabe destacar la retina, que por sus características, se ve especialmente afectada cuando el paciente sufre diabetes. 

Los pacientes con retinopatía diabética pueden sufrir un aumento de la vascularización del globo ocular, así como hemorragias y aneurismas oculares. Esta enfermedad se manifiesta como una pérdida gradual de la visión, visión borrosa, dificultad para percibir los colores, miodesopsias (manchas en el campo visual) y áreas oscuras en el campo de visión (generalmente asociadas al desprendimiento de retina). 

Patologías derivadas de la miopía magna

Otra de las patologías retinianas más comunes son todas aquellas que están causadas por la miopía magna. Es decir, aquella miopía de más de 7 dioptrías. La miopía causa que la curvatura del globo ocular se deforme. Cuanto mayor sea esta curvatura, mayor es también la deformación que sufre la retina. De este modo, la miopía magna puede conllevar problemas graves, entre los que cabe destacar una mayor posibilidad de que el paciente sufra desprendimiento de retina causado por miopía. Lo que implica la necesidad de realizar una cirugía de retina para volver a fijarla a la coroides. 

La importancia de revisar la vista periódicamente 

La retina es una parte muy importante de nuestros ojos y cumple un papel fundamental en el proceso de la visión. Por ello, además de cuidar nuestra retina, debemos recordar la importancia de revisar la vista de forma periódica. 

Una revisión oftalmológica anual es la mejor manera de prevenir cualquier enfermedad o problema relacionado con la vista. Especialmente a partir de los 40 años, cuando nuestros ojos empiezan a mostrar los primeros síntomas de envejecimiento. Gracias a los últimos avances en los tratamientos de retina, hoy en día se pueden prevenir y minimizar los daños que las distintas patologías retinianas provocan en la calidad de vida del paciente. 

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario